Aprendizaje liberado: el movimiento por la innovación en la educación en Costa Rica.

Lo primero que le llama la atención al entrar en la HeartSong Comunidad de Libre Aprendizaje es lo diferente que se ve y se siente de un aula escolar convencional. Los niños de diferentes edades están resolviendo problemas, creando proyectos, aprendiendo habilidades para la vida y liderando su propio aprendizaje auténtico – todo sin la necesidad de exámenes, calificaciones o tareas.

La luz natural se derrama sobre coloridas alfombras, almohadas y sillones puff. Hay rincones de lectura acogedores y estantes de libros, juegos y materiales de arte irresistiblemente atractivos. Verá cofres llenos de disfraces y pelucas, kits de laboratorio de ciencias, juegos de matemáticas multicolores y ventanas y puertas abiertas que invitan al movimiento entre los espacios interiores y exteriores. Hay un espíritu de creatividad y posibilidad en el aire. Para los niños y adultos de esta comunidad de aprendizaje única en Heredia, Costa Rica, HeartSong es un segundo hogar.

Lo que no verá aquí son filas de escritorios de niños sentados que copian los datos proporcionados por el maestro de la pizarra. En cambio, encontrará niños en acción. En la cocina, Samuel, de 13 años, e Isaac, de 11, están haciendo galletas, acompañados de Maribel, de 28. Están usando fracciones, multiplicaciones y medidas mientras duplican la receta para compartir con todos. Arriba, Maia y Fiorella, que tienen 13 y 14 años, están perfeccionando sus habilidades de edición de video de Final Cut Pro mientras hacen una película sobre el acoso callejero en Costa Rica y escriben un artículo de opinión para su publicación. (Vea su artículo completo y cortometraje aquí).

Mientras tanto, los estudiantes de primaria Amira, Emma y Mateo están aprendiendo sobre la tectónica de placas y la física al probar la integridad estructural de unas estructuras de palillos y marshmellow en moldes de gelatina que se tambalean. Maite y Luna están en el taller de carpintería aserrando, martillando y pintando sus propios diseños arquitectónicos, acompañadas de la directora de HeartSong, Heather. Santi y Eze están creando un juego de mesa que combina probabilidades y criaturas míticas de la literatura. Así es como se ve el aprendizaje práctico en solo uno de un número creciente de proyectos educativos innovadores que están surgiendo en Costa Rica y en todo el mundo.

Taller de cocina en HeartSong. Cortesía HeartSong / El Colectivo 506

Un movimiento global

En todo el planeta, un movimiento creciente está cuestionando los sistemas educativos convencionales y proponiendo enfoques nuevos e innovadores. Es posible que haya oído hablar de este movimiento como “educación alternativa”, ya que es una alternativa al sistema escolar convencional.

Este movimiento de innovación nos obliga a repensar todos los aspectos del aprendizajedesde los espacios físicos y los materiales que usamos y la forma en que los adultos y los niños interactúan, hasta la forma en que se toman las decisiones sobre una comunidad de aprendizaje. Las filosofías revolucionarias incluyen Montessori, Reggio Emilia, el Movimiento Democrático de Escuelas Libres (que se hizo famoso por Summerhill) y muchas más.

No hay un molde único. Lo que estas ideologías y pedagogías tienen en común es que todas se esfuerzan por transformar un sistema de educación anticuado basado en castigos y recompensas en una experiencia de aprendizaje activa que nutre el potencial humano y la creatividad.

En el fondo la idea es simple: los niños son seres humanos completos con emociones, curiosidad y un “maestro interior”. Cuando cuentan con el apoyo de un entorno rico, materiales y adultos emocionalmente presentes, los niños son capaces de aprender por sí mismos.

Los niños tienen la oportunidad de aprender carpintería con herramientas del tamaño de un niño en un taller de fabricantes en HeartSong. Cortesía HeartSong / El Colectivo 506

Desescolarización y desaprendizaje

¿Recuerda haber fingido estar enfermo para no tener que ir a la escuela? ¿Alguna vez te has encontrado contando los minutos hasta el final de un período de clase o contando los días hasta las vacaciones? ¿Alguna vez se ha preguntado: cuándo el aprendizaje se convirtió en una tarea más que en una alegría?

Estas eran cosas que nunca cuestioné en mi infancia. Pensé que era solo una parte de la vida estar estresado por las tareas y las pruebas estandarizadas, solo para poco después olvidar el contenido.

Empecé a cuestionar el modelo de escolarización convencional gracias a las dos semanas que pasé en Shikshantar, el Instituto Popular para Repensar la Educación y el Desarrollo en Udaipur, India. Ser parte de una próspera comunidad de aprendizaje autodirigido cambió mi vida. Me di cuenta que tenía mucho que desaprender.

Me sorprendió saber que el sistema escolar “convencional”, en el que la mayoría de nosotros fuimos educados, tiene sus raíces en la revolución industrial y la dictadura militar. Es un sistema que generalmente valora la conformidad más que el ingenio o la innovación. Esto se debe a que el sistema escolar convencional originalmente tenía como objetivo criar trabajadores y consumidores obedientes. Este modelo de instrucción autorizada se extendió por todo el mundo a través de la colonización. Hoy está tan arraigado y normalizado que podemos vivir toda nuestra vida sin siquiera cuestionarlo.

En Shiksantar, aprendí más en dos semanas de experiencias prácticas y desescolarización que en años dentro de las cuatro paredes de un salón de clases. Sabía que cuando tuviera mis propios hijos, quería que aprendieran así: a través de experiencias auténticas vividas con personas comprensivas de diferentes edades y orígenes.

En Casa Sula los niños aprenden creando y haciendo, como este tejido hecho a mano. Cortesía Casa Sula / El Colectivo 506

Una inspiración en la jungla

En el 2018 visité Casa Sula, una escuela privada en Orotina, Costa Rica que se encuentra en 200 acres de exuberante selva tropical. Inspirada en la pedagogía del Centro Experimental Pestalozzi de Ecuador, Casa Sula promueve el aprendizaje independiente al permitir que los niños se conecten con sus instintos naturales. Casa Sula nació de la visión colectiva de Grupo Orion (Margarita Valencia, Esperanza Chacón y Edgar Espinosa) y familias de La Eco Villa, una comunidad ecológica planificada en San Mateo, Alajuela.

Me inspiró profundamente su filosofía de confiar en que los niños aprendan instintivamente a través de actividades y juegos autónomos. Fue en la jornada de puertas abiertas de Casa Sula que comencé a conversar con Heather Frid Jimenez, otra madre de Heredia con décadas de experiencia en educación innovadora.

Varios días después, nos dimos cuenta de que teníamos más en común que solo nuestro amor compartido por el aprendizaje auténtico. Heather y yo nos habíamos conocido 25 años antes en los Estados Unidos, cuando yo era niña y Heather estudiaba en Evergreen State College. Inmediatamente comenzamos a trabajar en lo que se convertiría en la HeartSong Comunidad de Libre Aprendizaje en Heredia.

Empezamos a conectarnos con otros proyectos, y en el 2018 nos unimos varios para formar laRed Nacional de Innovación Educativa conectar y potenciar proyectos educativos innovadores en Costa Rica y allanar el camino para una nueva cultura de aprendizaje en el país. Cada uno de los siguientes proyectos de aprendizaje innovadores fue fundado por mujeres en Costa Rica con pasión por transformar el aprendizaje y la educación.

TrueNorth les brinda a los niños la oportunidad de participar en actividades como parkour, ajedrez y más. Cortesía TrueNorth / El Colectivo 506

True North School es una escuela basada en proyectos y centrada en el estudiante en Escazú, Costa Rica. Fundada por Natalie Farrer, True North es para niños de 3 a 18 años y abarca los niveles de Educación Infantil, Primaria, Secundaria y Preparatoria.

“Nos preguntamos cómo podríamos crear una cultura de aprendizaje en la que los niños estén capacitados para asumir riesgos en la búsqueda del aprendizaje y el crecimiento”, dice Farrer. “Se trata de participar en experiencias de aprendizaje auténticas y verdaderamente significativas”.

True North tiene un entorno de aprendizaje receptivo único para apoyar el proceso de autodescubrimiento de cada estudiante. Los niños demuestran sus conocimientos y habilidades creando proyectos a largo plazo que los involucran en la resolución de problemas del mundo real. A lo largo del proceso, los estudiantes exploran sus intereses y desarrollan habilidades como establecimiento de metas, administración del tiempo, colaboración, habilidades de comunicación, creatividad, iteración y reflexión.

Aprendizaje práctico y descubrimiento en NidoLab. Cortesía NidoLab / El Colectivo 506.

NidoLab es un preescolar ubicado en Tibás. Es una comunidad educativa única basada en el juego, la transformación y el aprendizaje. NidoLab se basa en la idea de que todos los niños tienen el potencial de descubrir, reflexionar y liderar su propio proceso de aprendizaje. El entorno invita al juego y la interacción a medida donde los niños descubren nuevas y variadas posibilidades para reinventar el uso de materiales.

“Nuestro ‘nido’ es un laboratorio viviente, un espacio multisensorial que invita al diálogo entre nuestros sentidos, pensamientos e imaginación”, dice Melissa Bolaños, fundadora y directora de NidoLab. “Está diseñado para que cada niño aprenda a través de proyectos, experiencias y exploración”. Los niños pueden explorar y combinar diferentes tipos de materiales, herramientas y técnicas para permitir que su curiosidad y sentido de asombro vuelen.

Montessori materials and caring staff support exploration and connection at TreeHouse Montessori. Cortesía / El Colectivo 506

TreeHouse Montessori en Heredia atiende a niños desde los 3 meses hasta los 5 años de edad. La escuela trabaja con niños en proyectos de investigación, siguiendo los intereses de los estudiantes y promoviendo una cultura que visibiliza el aprendizaje de los niños a toda la comunidad.

“La educación convencional debe transformarse en un proceso dinámico de intercambio y cocreación”, dice la fundadora y directora de TreeHouse, Laura Soto. “Los niños son capaces de convertirse en líderes de su propio aprendizaje, en lugar de ser receptores pasivos de conceptos y teorías que les enseñen los adultos”.

Desde esta perspectiva, el docente se transforma en una guía para compartir y documentar el proceso de aprendizaje de cada niño. Además de la pedagogía de Maria Montessori, TreeHouse también se inspira en las ideas de la filosofía de Reggio Emilia para reconocer y hacer visibles los “100 idiomas” de los niños.

“La innovación educativa significa evolución, cambio y desafíos”, dice Soto.

Los niños aprenden habilidades para la toma de decisiones en grupo y el consenso en HeartSong. Cortesía HeartSong / El Colectivo 506

HeartSong Comunidad de Libre Aprendizaje es una escuela basada en proyectos en Heredia donde los niñoscultivan con alegría la confianza, la creatividad, las habilidades y la capacidad de recuperación para prosperar en un mundo cambiante.

“Es realmente inspirador presenciar la creatividad ilimitada que se desarrolla cuando los niños tienen el espacio para conectarse con su chispa interior y su amor innato por el aprendizaje”, dice la directora y cofundadora de Heartsong, Heather Frid Jiménez.

HeartSong sirve a niños de 7 a 16 años a través de proyectos colaborativos de grupos pequeños de varias edades, e inmersión en inglés. Cada día está impregnado de música, arte y atención personalizada. Cada lunes, la escuela realiza un consejo circular en el que los niños aprenden a resolver conflictos y tomar decisiones con inteligencia emocional y comunicación no violenta.

“En HeartSong, los niños tenemos voz y voto en lo que sucede”, dice Nati, de 12 años, quien ha estado en HeartSong durante tres años. “Nos sentimos libres y ese es un sueño hecho realidad”.

Estos proyectos educativos innovadores en Costa Rica están demostrando que es posible que los niños aprendan no solo contenido, sino también habilidades de la vida real. Demuestran que el aprendizaje es en realidad más profundo y útil a través de las experiencias, y que todo esto se puede lograr sin la necesidad de calificaciones, exámenes y tareas.

Las actividades al aire libre y el aprendizaje experiencial son primordiales en TrueNorth. Cortesía TrueNorth / El Colectivo 506

COVID-19 ha traído la escuela a nuestros hogares como nunca antes, destacando las desigualdades existentes y poniendo en primer plano las fallas del sistema convencional. Esperamos que, como red, podamos influir e inspirar a todas las escuelas de Costa Rica, públicas y privadas, para reinventar el aprendizaje y transformar la educación. Todos los niños merecen aprender de una manera divertida y personalizada, y que involucre todo su potencial creativo.

Si está buscando una escuela innovadora en su área de Costa Rica o si conoce un proyecto educativo innovador que le gustaría unirse a la red, envíenos un mensaje de Whatsapp al 011-506-8729-2908.

Janiva Cifuentes-Hiss
Janiva es cofundadora de HeartSong con Heather Frid Jiménez y fundadora de Kidtopia Camp. Durante los últimos 15 años, ha dirigido programas de aprendizaje experiencial en América Central, América del Sur, África Oriental, India y España. Janiva is the co-founder of HeartSong with Heather Frid Jiménez and the founder of Kidtopia Camp. Over the past 15 years she has led experiential learning programs throughout Central America, South America, East Africa, India, and Spain.