15.6 C
San Jose
miércoles, diciembre 1, 2021

Hay hambre en Costa Rica. El mundo necesita saber

Berlín Castro
Berlin es residente de San Sebastián, en el sur de San José, y coordinador del proyecto de la Fundación Bandera Blanca. Contribuyó con esta columna como parte del proyecto Five Questions 2020. Berlin is a resident of San Sebastián, in southern San José, and the project coordinator of the Fundación Bandera Blanca. She contributed this column as part of the Five Questions 2020 project.

Antes de la pandemia, me enfocaba en brindar alimentación y apoyo académico a las personas del Barrio Reina de Los Ángeles de Hatillo 1. Tengo un centro de alimentación y estudio para niños en riesgo social, además tengo un proyecto dirigido a las madres de los niños por medio del cual busco crear un plan de negocios para ellas. Es decir, que ellas pueden saber cuál es su misión y visión de su producto o servicio y con base a eso crear objetivos estratégicos que les permitan impulsar su marca sin importar su condición: [aunque no sepan] leer, escribir, acceso a tecnología.

Ahora todo es más virtual. Doy apoyo académico y me voy a enfocar más en las madres y como poder potencializar su producto o servicio. He logrado brindar ayuda académica de forma virtual a niños de riesgo social: por medio del Trabajo Comunal Universitario, estudiantes de diferentes carreras hacen horas de servicio comunitario ayudándole a estos niños de forma virtual hacer sus trabajos de escuela.

[My recommendation for others doing this work] [Mi recomendación para otros haciendo este trabajo es] Primero definir objetivos y público meta, en mi caso mujeres y niños. Luego formar un equipo de personas que se unan a la causa y puedan aportar ideas y su conocimiento.

I’d like to tell the authorities that while all their dining halls closed their doors during the pandemic, we kept working. How can you shut down nutrition centers when they are needed the most? I’d like to give more food to the children’s mothers, to their little brothers and sisters, but would come and shut me down if I served too many people. So what’s more important, COVID or hunger? There is hunger in Costa Rica, and the world needs to know.

La mayor frustración es no tener los recursos para poder abrir el centro más días, y no tener los suficientes alimentos para dar a las madres de los niños y los hermanos menores. Qué no daría yo por tener una cocina como las que tienen las escuelas públicas. Yo traje la cocina de mi casa [para preparar comida para los demás]. Tengo que hacer mejoras en infraestructura, porque si no, la Muni me multa: en un segundo piso tengo que dar tutorías virtuales, me piden ascensor. Me piden aulas. Me piden un montón de cosas, pero no hay presupuestos para hacer eso. Y si no, hasta cuando uno lo tenga me cambian el permiso. Y los centros que tienen permiso que el IMAS les paga, están cerrados los fines de semana.

Las escuelas están cerradas, recortan los presupuestos a escuelas de arte, música, deporte. Entonces ¿qué puede hacer un niño que nace en esta comunidad? ¿Su paisaje? ¿Su barrio? ¿Qué tiene? Vendedores de drogas. Basura.

Estos niños de Hatillo son hermosos, inteligentes — bueno, increíbles. Imagine si estos niños tuvieran la oportunidad de recibir una buena educación. Creo que Costa Rica tiene que trabajar más duro en eso porque la brecha en educación es impresionante. El reflejo de lo que estamos viviendo es consecuencia de la poca importancia que le hemos dado a la educación.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img