Los ríos, lagos y aveces las playas de Costa Rica tienen una población abundante de cocodrílidos, un grupo de depredadores prehistóricos que de una forma u otra han habitado las aguas tropicales del planeta desde la era de los dinosaurios, aproximadamente hace 84 millones de años. Es muy probable que si está cerca de cualquier cuerpo de agua de las tierras bajas y examina cuidadosamente cada criatura aparente en forma de tronco, eventualmente encuentre uno. Aquí hay una breve guía de identificación para aquellos interesados en comprender las diferencias entre las dos especies que se encuentran en Costa Rica, el Caimán de anteojos o Guagipal y el Cocodrilo Americano.

Familias

Monica Quesada Cordero / El Colectivo 506

Si bien tanto el caimán de anteojos (izquierda) como el cocodrilo americano (derecha) son reptiles semiacuáticos con dientes cubiertos de escamas, en realidad provienen de dos familias separadas dentro del Orden Crocodylia. El cocodrilo americano es un verdadero cocodrilo, que proviene de la familia Crocodilydae, mientras que el caimán de anteojos está más estrechamente relacionado con el lagarto americano que proviene de la familia Alligatoridae.

Tamaño

Monica Quesada Cordero / El Colectivo 506

En términos generales, este será el mejor indicador para diferenciarlos. Los cocodrilos americanos (izquierda) son mucho más grandes y pueden crecer hasta 6 metros (20 pies) y pesar más de 900 kilos (2000 libras). Los caimanes de anteojos (derecha) son más pequeños, crecen hasta 2,5 metros (8 pies) y pesan 60 kilos (130 libras).

Forma del hocico

Monica Quesada Cordero / El Colectivo 506

En su mayor parte, todos los cocodrilos verdaderos, incluido el cocodrilo americano (derecha), tienen hocicos en forma de V mucho más largos y estrechos. El caimán de anteojos (izquierda), similar a su primo más grande el lagarto americano, tiene un hocico en forma de U mucho más ancho y corto. Los científicos creen que los verdaderos caimanes desarrollaron los hocicos más anchos para aplastar presas con exteriores realmente duros como las tortugas, mientras que el hocico de cocodrilo es más un médico general hecho para una variedad de alimentos.

Dientes

Monica Quesada Cordero / El Colectivo 506

La mandíbula superior de todos los Alligatoridae, incluido el Caimán de anteojos (izquierda), es mucho más ancha que la mandíbula inferior. Los dientes encajan en hoyos especiales en la mandíbula superior, y cuando sus bocas están cerradas, parecen no tener dientes inferiores visibles. El cocodrilo americano (derecha), por otro lado, tiene una mandíbula superior e inferior igualmente anchas, y los dientes se entrelazan cuando la boca está cerrada.

Hábitat

Monica Quesada Cordero / El Colectivo 506

Debido a su diferencia de tamaño, los cocodrilos americanos (izquierda) se encuentran con mayor frecuencia en ríos y lagos más grandes. También tienen una glándula que les permite habitar agua salada y, a menudo, cuando comienza la temporada de lluvias a fines de abril, se les ve nadando en el océano abierto para moverse de un río a otro. Los caimanes de anteojos (derecha), por otro lado, habitan en sistemas de agua mucho más pequeños, como arroyos de la jungla y pantanos, y no pueden procesar la sal.

Si bien hay casos extremadamente raros en todo el mundo cada año en que los humanos y / o la mascota de la familia son víctimas de un gran cocodrilo, la mayoría no quiere tener nada que ver con los humanos y se zambullen de cabeza en el agua si alguien se acerca. Así que no se alarme si se encuentra con un dinosaurio viviente, pero recuerde que todas las criaturas salvajes se observan mejor desde una distancia segura.

___
Una versión anterior de este artículo se publicó en Nature Landings, la revista a bordo de Nature Air.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here