Volcán Tenorio National Park, June 2020. Katherine Stanley / El Colectivo 506

¿Por qué decidimos dedicar nuestra edición de agosto, “Simbiosis”, a los parques nacionales y otras áreas protegidas de Costa Rica?

En cierto modo, la idea comenzó a filtrarse en nuestros cerebros la primera vez que caminamos por senderos vacíos que generalmente están llenos de visitantes y vimos algunos de los lugares más hermosos de la Tierra, extrañamente vacíos.

En Costa Rica, como en todo el mundo, el cierre inicial causado por COVID-19 en marzo del 2020 pronto se relajó ligeramente, ya que la conciencia colectiva sobre la terrible situación que enfrentan las comunidades de turismo rural comenzó a aumentar. Siguiendo las pautas de seguridad, muchos otros costarricenses que viven en las ciudades, comenzaron a visitar áreas rurales y parques nacionales cuando pudimos, para recargar nuestras baterías y al mismo tiempo contribuir, aunque fuera con poco, a las economías locales y las arcas del Sistema Nacional de Áreas de Conservación o SINAC. Con cuidado, mi pequeña familia se unió.

Parque Nacional Volcán Tenorio, Junio 2020. Katherine Stanley / El Colectivo 506

Fue a la vez mágico y espeluznante ver lugares como el sobrenatural Río Celeste, en el Parque Nacional Volcán Tenorio, sin otra alma presente. Fue como retroceder el reloj varias décadas: la primera vez que visité ese parque, el camino para llegar requería 4×4 y mantenía alejados a algunos visitantes. Los desafiantes senderos y las destartaladas escaleras hasta la icónica cascada a menudo estaban bastante desnudas. Sin embargo, en el 2019, los autos fluyeron a lo largo de la carretera principal y llenaron el estacionamiento, y los visitantes felices llenaron los caminos y las escaleras. En el 2020 fue extraño verlo tan vacío.

El Parque Nacional Manuel Antonio es el más visitado del país. Al igual que en la Zona Norte, nos sentimos afortunadas y culpables al caminar solas por sus senderos. En una visita, un hombre a la orilla de la carretera hizo señas para que usara su estacionamiento pagado, pero yo quería estacionar más cerca de la entrada del parque; mientras le respondía con un “No, gracias”, el hombre que me había estado engatusando golpeó la parte superior de mi auto con frustración. Mi reacción fue tanto de enojo como de reconocer el hecho de que esto era solo una manifestación más de desesperación. Los trabajadores del turismo informal como él fueron los más afectados durante esta “temporada cero”. En sus zapatos, yo probablemente también habría golpeado a un automóvil que rechazó mi servicio.

Parque Nacional Manuel Antonio, Noviembre 2020. Katherine Stanley / El Colectivo 506

La cofundadora del Colectivo 506, Mónica Quesada Cordero, ha convertido esas vagas realizaciones en acción al crear la edición de agosto. Comenzando con su reportaje sobre el Parque Nacional Ostional, un lugar que ha significado mucho para ella como fotoperiodista, y desde donde ahora ha reunido una visión profunda en las relaciones entre la comunidad y el parque que creo que le encantarán. ¿Por qué lo llamó “Simbiosis”? Porque la pandemia ha demostrado, sin duda, que las comunidades turísticas de Costa Rica dependen de las áreas protegidas y de los visitantes que suelen atraer, pero también que las áreas protegidas dependen de las comunidades. ¿El pago de las entradas al parque que familias como la mía contribuyeron a las arcas del estado en el 2020? No llegaron ni a los talones de las necesidades, por supuesto. El SINAC anunció el mes pasado, cuando Mónica ya había comenzado a trabajar en la pieza sobre el Parque Nacional Ostional que verá aquí mañana, que debido a que su presupuesto para 2021 se redujo drásticamente, los parques nacionales del país ya no pueden brindar los servicios que se esperan de ellos. El trabajo de Mónica y los otros periodistas de este mes de repente se volvió aún más importante.

Si visita los Parques Nacionales Tenorio o Manuel Antonio hoy, no caminará solo. Sin embargo, el impacto de nuestra “temporada cero” se sentirá por muchos años, tanto de forma negativa como positiva. ¿Será una de las consecuencias un mayor apoyo a los esfuerzos de conservación de base que faciliten a las comunidades rurales ganarse la vida de manera sostenible a través de su cercanía con los recursos naturales que protegen?

Sigue leyendo nuestra revista. Vamos juntas a ver qué encontramos.

Parque Nacional Volcán Tenorio, Junio 2020. Katherine Stanley / El Colectivo 506

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here