25.9 C
San Jose
miércoles, septiembre 22, 2021
InicioCronicaOstional, retando el paradigma de la conservación desde 1987

Ostional, retando el paradigma de la conservación desde 1987

-

¿Quién vino primero, la tortuga lora o la comunidad de Ostional?

La literatura dice que fue la comunidad, hace más de cien años, en el año 1902. Y la llegada de las arribadas de la Lepidochelys olivacea, nombre científico del a tortuga lora, pudo ser en 1935, según uno de los habitantes más longevos de Ostional, o según publicaciones científicas en 1959, o mediados de los años 60.

Entonces, no hay fechas exactas para el ingreso de estos dos actores a la playa, pero lo que sí es indiscutible es que la figura del Refugio de Vida Silvestre Ostional (RVS Ostional) fue la última en llegar, oficialmente establecido en 1983.

El objetivo del refugio siempre ha sido la protección de la zona de desove y reproducción de la tortuga lora y otros recursos marinos, y para ello encierra 468 hectáreas terrestres, 8.000 hectáreas marinas y 16 km de costa. En el momento de su creación, muchas familias que vivían en esa sección del pacífico norte de Costa Rica se vieron consumidas por una figura geo-política que les quitaba no sólo sus tierras, sino que tenía injerencia directa en un recurso que siempre habían considerado suyo: los huevos de tortuga.

La calle principal de Ostional el 2 de Julio, a punto de recibir más turistas que quieren ver tortugas lora desovar. Mónica Quesada Cordero / El Colectivo 506

“En aquel momento”, dice Yeimy Cedeño, administradora del RVS Ostional, “el área protegida invadió una comunidad que ya existía”. Sin embargo, como ella misma lo dice, esta “invasión” se basó en estudios científicos, liderados principalmente por Douglas Robinson de la Universidad de Costa Rica (UCR), que además consideraron la relación entre las personas y los huevos de tortuga, dándole la legitimación científica para que en 1987 se firmara la Ley 7064 donde se permite la comercialización de los huevos de tortuga lora provenientes del RVS Ostional, cuando en todo el país su comercialización estaba prohibida desde 1948.

La legitimación científica

La investigación científica que se ha realizado en Ostional desde la década de 1970, no deja de analizar si la extracción controlada de huevos que hace la comunidad es o no perjudicial para la especie.

Arribada del 2 de Julio del 2020 en RVS Ostional. Mónica Quesada Cordero / El Colectivo 506

Arribada del 2 de Julio del 2020 en RVS Ostional. Mónica Quesada Cordero / El Colectivo 506

En el pasado esta abundancia de huevos creó prácticas extractivas perjudiciales.

“Mi papá llegó a tener como 100 chanchos, y la comida que le daban era el huevo de tortuga”, cuenta Elmith Molina, hija de Norberto Molina, uno de los líderes comunitarios promotores de la legalización de la extracción de huevos en Ostional. “En la mañana a las 5:30, la gente abría los portones de los chiqueros de los cerdos, los cuales salían corriendo y cuando llegaban a la playa ellos solitos se ponían a escarbar”.

Elmith y Yeimy cuentan que antes de la creación del área silvestre protegida, en Ostional se realizaba un uso desmedido del recurso, donde no sólo se liberaba el ganado porcino en la playa para que se alimentara, sino que también se vendía el huevo a personas externas.

“Se sacaba huevo de contrabando sólo de noche”, recuerda Elmith de su niñez, “todo el mundo sacaba los sacos y se metían en un monte para esconderlos. Venían camiones de San José a comprar los huevos de tortuga ilegales, se llevaban los huevos de tortuga fiados, y habían compradores que eran honestos, o tal vez les daba lástima la pobreza de este pueblo, y tal vez regresaban a pagar”. Muchas veces los Ostionaleños se quedaban sin huevos y sin dinero.

Tomás Chavarría, Basilio Vega y Norberto Molina, junto al investigador Douglas Robinson de la UCR, lideraron el trabajo de demostrar que la extracción controlada de los huevos de tortuga era viable y beneficiosa para la comunidad y la protección de la tortuga.

RVS Ostional. Mónica Quesada Cordero / El Colectivo 506

La creación de la ADIO no fue tarea fácil.

“Tuvimos que andar a pie o a caballo conquistando los vecinos de la comunidad”, cuenta Tomás, quien también tuvo que viajar a San José a negociar con legisladores y ministros argumentando que la comunidad haría un uso racional del recurso para generar un ingreso estable a sus pobladores. “[Los pobladores] se sustentaban de una forma ilegal [con la tortuga] y sentían que nosotros estábamos buscando como ponerles la ley en contra”,

“La ADIO ha sido una organización comunal tan visionaria”, dice Yeimy, quien desde el 2016 ha venido a facilitar el trabajo conjunto entre su empleador, el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC), y una comunidad que ha tenido que enfrentar muchos desafíos en casi 40 años de trabajo. “Esta comunidad ha sido autogestionaria en su desarrollo en todo lo que eso implique, desde el punto de vista social, ambiental, económico, con limitaciones terribles porque les cayó un refugio encima el cual los limita para hacer de todo”.

El compromiso

La extracción de huevos de tortuga en Ostional está organizada y fiscalizada por cuatro actores: la ADIO, el SINAC, la UCR y el Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (INCOPESCA). Siguiendo planes quinquenales de acción para el proceso de aprovechamiento de los huevos de tortuga, cada uno de esos actores tiene responsabilidades específicas que permiten no sólo ordenar el proceso, sino también mejorarlo.

“A la fecha, desde el 2006″, dice Yeimy sobre el tamaño de las arribadas en Ostional, “la tendencia que vemos es a la estabilidad”. Mónica Quesada Cordero / El Colectivo 506

Este trabajo en conjunto, organizado y sistematizado, permitió que en el 2015 la Convención Interamericana para la Protección y la Conservación de las Tortugas Marinas, que Costa Rica firmó en 1997, reconociera a Ostional como una excepción para comercialización de huevos de tortuga, acompañada de recomendaciones de mejora específicas.

La mirada nacional e internacional está sobre Ostional desde la década de los 70 cuando se reconoce que la tortuga lora anida de manera masiva y sincronizada en estas playas, y aún hoy en día existe quien cuestiona y critican su funcionamiento.

“Usted puede no estar de acuerdo, no querer consumir”, dice Yeimy, “pero lo que no es aceptable es que usted diga ‘se están robando los huevos y están afectando la población de tortugas marinas’, porque eso no es cierto”.

Arribada del 2 de Julio del 2020 en RVS Ostional. Mónica Quesada Cordero / El Colectivo 506

Arribada del 2 de Julio del 2020 en RVS Ostional. Mónica Quesada Cordero / El Colectivo 506

Según Hellen y Yeimy y decenas de publicaciones científicas, el proyecto de extracción de huevos de tortuga es más que un modelo económico, es un proyecto de manejo y de conservación.

“La comunidad asume un montón de responsabilidades y compromisos con el refugio”, dice Yeimy. “Nosotros como funcionarios no tenemos esa capacidad, pero de esa manera colaborativa si podemos hacer las cosas”.

La ganancia de cada una de las partes

Arribada del 2 de Julio del 2020 en RVS Ostional. Mónica Quesada Cordero / El Colectivo 506

La cantidad de huevos que se cosecha en cada arribada hoy en día depende sobre todo de la demanda. La ADIO ha logrado crear un sistema de pedidos que no sólo disminuye el desperdicio de huevos extraídos, sino que también ha obligado a los revendedores a realizar órdenes regulares y no manipular la oferta y la demanda.

Arribada del 2 de Julio del 2020 en RVS Ostional. Mónica Quesada Cordero / El Colectivo 506

Para ser asociado de la ADIO la persona debe ser mayor de 15 años, vivir en Ostional, y demostrar arraigo en la comunidad a través de su ascendencia o tiempo de residir en la misma.

Pero no todos los asociados están obligados a trabajar. Las personas mayores de 70 años o con discapacidades grandes reciben el incentivo como una pensión vitalicia y las mujeres embarazadas tienen un permiso de maternidad de 3 meses. Según Keren Matarrita, presidenta de la ADIO, hay cerca de 40 personas en esta condición.

También, los asociados con alguna situación que les impida cumplir sus labores pueden optar por un incentivo menor a cambio de labores menos físicas o en menor cantidad. Y los asociados que estén realizando estudios universitarios fuera de la comunidad siguen recibiendo la totalidad del incentivo.

Keren fue una beneficiaria de este apoyo solidario cuando era estudiante de Comercio Exterior en la Universidad Nacional en Nicoya.

“Cuando era joven yo deseaba llegar [a ser asociada]” dice Keren, “no sabía lo que era trabajar ahí, es duro, pero cuando me llegó el primer pago yo dije ‘valió la pena todo el sacrificio’…esos pagos me ayudaron mucho cuando estaba estudiando. Yo contaba con un ingreso extra para la universidad”.

Arribada del 2 de Julio del 2020 en RVS Ostional. Mónica Quesada Cordero / El Colectivo 506

Arribada del 2 de Julio del 2020 en RVS Ostional. Mónica Quesada Cordero / El Colectivo 506

El siguiente gasto operativo más importante para la ADIO es el pago de incentivos para el Cuerpo de Vigilantes de la ADIO. Estos vigilantes son los que detienen y denuncian junto con el SINAC los saqueos ilegales de huevos, maltrato a tortugas adultas y además informan a las autoridades del inicio tanto del fenómeno de arribada como del nacimiento de tortugas.

Grupo de Vigilantes en la playa del RVS Ostional (der-izq) Miguel Torres, Mauricio Coba el coordinador de los vigilantes, Anthony Gutiérrez y Nicomedes Coba. Mónica Quesada Cordero / El Colectivo 506

Miguel Torres, vigilante, patrullando la madrugada del 2 de Julio del 2020 en RVS Ostional. Mónica Quesada Cordero / El Colectivo 506

También en el 2020, los asociados extrajeron otros 650,000 huevos que fueron entregados para consumo de los mismos asociados y como donación a familias de las comunidades aledañas. En este año de pandemia, la ADIO donó más huevos que en años anteriores (un 25% de la cosecha total), para ayudar a familias locales que se quedaron sin ingresos.

Otro gran cuerpo de colaboradores y beneficiarios del proyecto son los guías de turismo. El reglamento de la RVS Ostional establece que durante una arribada los visitantes sólo pueden ingresar a la playa en compañía de un guía local.

Oficinas de los guías turísticos de la ADIO. Mónica Quesada Cordero / El Colectivo 506

Arribada del 3 de Julio del 2020 en RVS Ostional. Mónica Quesada Cordero / El Colectivo 506

Los guías también tienen responsabilidades que han sido acordadas e implementadas en los últimos años, en especial durante el 2020.

Guías de la AGLO en su oficina dentro del RVS Ostional. Mónica Quesada Cordero / El Colectivo 506

Arribada del 3 de Julio del 2020 en RVS Ostional. Mónica Quesada Cordero / El Colectivo 506

Según Elmith Molina, vicepresidenta de la AGLO y guía local desde el 2002, la AGLO también participa en la limpieza de playa y el cuido de las tortuguitas en un área específica de la playa que ha sido definida por el MINAE.

Los retos interminables

La trazabilidad del huevo de tortuga que sale de Ostional es un reto muy importante. Con ella se busca garantizar, no sólo a autoridades nacionales e internacionales, sino también a los consumidores finales, que el huevo de tortuga que se vende en Costa Rica sólo proviene de este proyecto.

Planta de empaque de la ADIO. Mónica Quesada Cordero / El Colectivo 506

Planta de empaque de la ADIO. Mónica Quesada Cordero / El Colectivo 506

Los miembros honorarios de la ADIO, que son los intermediarios que venden el producto alrededor de Costa Rica, compran las bosas con 200 unidades, y lo menos que pueden vender son las bolsas selladas con 20 unidades, además, llevan consigo facturas que contienen toda la información de trazabilidad y tiene la obligación de entregar facturas a sus compradores con la misma información. Un consumidor final podrá comprar una bolsa de 20 unidades en la feria del agricultor, el supermercado o cualquier otro establecimiento, pero si los huevos se exhiben fuera de la bolsa, la venta y la compra será ilegal. En el caso de un bar o restaurante que venda huevos para consumo inmediato, es responsabilidad del establecimiento guardar la documentación respectiva (bolsas y facturas) y es un derecho y una responsabilidad del consumidor final solicitar dicha documentación.

Sin embargo, esos procesos de trazabilidad aún deben ser mejorados.

“Aquí lo que falta es darse a conocer”, dice Hellen la regente, “hay mucha gente en el país que no sabe que el huevo de tortuga de Ostional se puede comercializar y comer y que está ayudando a la conservación y a la economía de un pueblo”.

Otro reto toca la vena de la innovación, pensada no sólo en mercadeo sino en la posibilidad de ofrecer productos terminados.

“Ellos tienen un potencial enorme para hacer una empresa”, dice Yeimy, la administradora del refugio. “Todavía hay muchas limitaciones, capacidades que no tienen”.

Sin embargo, Keren asegura que a los miembros y en especial a la junta directiva de la ADIO no les faltan las oportunidades de capacitación, entonces el problema radica en la apertura y adaptabilidad al cambio y la innovación.

Otro reto importante es mejorar la rentabilidad del proyecto. Los costos operativos y de las responsabilidades adquiridas por la ADIO son altos, y las ganancias para los asociados son bajas. Hellen y Keren participaron de una capacitación liderada por el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) que indicó que para tener una rentabilidad apropiada el precio de la bolsa con 200 uniddes debe aumentarse en 1,000.00 colones (de 17,000.00 colones que es el precio actual), sin embargo la asociación decidió no subir el precio porque temen perder la venta.

Santiago Rangel le enseña a su hijo Luis Santiago de 9 años, cómo encontrar un nido de tortuga. Mónica Quesada Cordero / El Colectivo 506

La receta mágica

Keren recuerda que su abuela le contaba que sus bisabuelos decidieron venirse a vivir a Ostional porque “escucharon que ahí había algo, había huevos, había algo para trabajar, y donde ellos vivían no había nada, entonces se vinieron y hacían lo que hacían otras personas que era sacar huevos ilegal”.

Entonces, el primer ingrediente de la receta mágica de Ostional es el recurso. El segundo ha sido el compromiso de todos los actores.

“Aquí es dar y recibir”, dice Keren, “lo que recibimos de la tortuga tenemos que devolverlo, porque sino no funciona. Hay que ser paciente, comprometido, asumir responsabilidades, porque si todos queremos hacer y al final nadie es responsable, no funciona”.

Para Yeimy, el secreto está en la interdependencia de las partes.

Funcionario del SINAC patrullando durante la arribada del 3 de Julio del 2020 en RVS Ostional. Mónica Quesada Cordero / El Colectivo 506

La investigación científica rigurosa, según Yeimy y Hellen, también ha sido clave en el éxito de Ostional—un éxito que ha ayudado a que los vecinos se queden en la comunidad.

“Ostional es la comunidad local costera que menos emigración de vecinos tiene”, dice Hellen, “porque ellos tienen acá una fuente de ingreso, no sólo de dinero sino de alimento”.

Agrega que la comunidad valora el proyecto y se enorgullece del aprovechamiento que se hace del recurso.

“He visto en las asambleas [de la ADIO] cómo de la misma gente nacen estas iniciativas”, comenta.“En Costa Rica ya tenemos muchos años de trabajar en conservación de áreas protegidas, de vida silvestre. Entonces ¿por qué no empezar a ver qué sí y qué no se puede hacer con ellas?”

Arribada del 3 de julio. En horas de la mañana las tortugas aún entraban y salían del mar. Mónica Quesada Cordero / El Colectivo 506

Mónica Quesada Corderohttp://www.mqcphoto.com
Mónica (Co-Fundadora, Editora Gráfica) es una galardonada fotoperiodista con 15 años de experiencia en el desarrollo de proyectos fotográficos en el área editorial, retrato, vida silvestre, comida y arquitectura. Además, cuenta con experiencia en escritura y redacción y una maestría en Producción Audiovisual y Multimedia. Mónica (Co-Founder, Graphic Editor) is an award-winning photojournalist with 15 years of experience developing photographic projects in the editorial, portrait, wildlife, food and architecture areas. In addition, she has experience in writing and a master's degree in Audiovisual and Multimedia Production.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here