13.9 C
San Jose
sábado, julio 2, 2022

Las elecciones en La Cruz, el cantón con mayor abstencionismo de Costa Rica

Wilberth Sequeira
Wilberth Sequeirahttp://www.exitofmdigital.com
Wilberth Sequeira Castro ha trabajado como comunicador social por más de 15 años en el cantón de La Cruz, Guanacaste. Ha trabajado en Radio Cultural La Cruz y corresponsal de los principales medios de comunicación a nivel nacional, recientemente incursionando en plataformas digitales de medios alternativos y redes sociales. / Wilberth Sequeira Castro is a social communicator with more than 15 years’ experience in La Cruz, Guanacaste. He has worked at Radio Cultural La Cruz and has been a correspondent for national media outlets, recently venturing into digital platforms, alternative media and social networks.

Uno de tres reportajes cortos preparados por periodistas de comunidades rurales en Costa Rica como parte de nuestra edición actual, “La alineación”. El objetivo: mostrar sus perspectivas sobre cómo tres cantones diferentes—La Cruz de Guanacaste, Pococí de Limón, y Osa, Puntarenas—vivieron el día de las elecciones, 6 de febrero, 2022.

Las elecciones nacionales celebradas en Costa Rica el pasado domingo 6 de febrero 2022 dejaron una histórica cifra de abstencionismo en La Cruz, Guanacaste. Se llegó a un 58,19%, según el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE). Más de la mitad de los cruceños no ejercieron su derecho a votar. En las calles era muy evidente la falta de interés por votar: parecía que era más la gente viajando a la playa que yendo a las urnas.

La Cruz es el décimo cantón de la provincia de Guanacaste, constituido como tal desde el año 1969. Está situado al norte del país, a unos 60 kilómetros al norte de Liberia, capital de la provincia; a escasos 20 kilómetros está la frontera con Nicaragua. La población vive principalmente de la agricultura y ganadería, pero muy recientemente el turismo comienza a despertar muy lentamente. Esto ha incluido al turismo a gran escala, y megaproyectos que concentran y no benefician a la gran mayoría. De acuerdo al Censo del INEC del 2011, solo el 10.3% de la población contaba con secundaria completa—eso, en una comunidad donde el idioma inglés es indispensable para trabajar en turismo. Difícilmente se puede optar por la posibilidad de trabajar en un hotel cinco estrellas sin ese conocimiento.

En un cantón fronterizo de un poco más de 28 mil habitantes, viven muchas familias que han sufrido directamente las consecuencias de la revolución Sandinista en los años 70 y la guerra de los “Contras” o Resistencia Nicaragüense en la década de los 80. Al cantón le ha tocado vivir las consecuencias de ser una zona fronteriza en guerras.

La Cruz también ha sido pieza clave en la construcción de la actual democracia de Costa Rica. Aquí se derramó sangre en el año 1856 en la Batalla de Santa Rosa que expulsó a los filibusteros estadounidenses. Se vivieron batallas en el siglo XX: en 1919 la Batalla del Ariete durante la Revolución del Sapoá contra la dictadura de los Tinoco y también en la Contrarrevolución de 1948 y las batallas que continuaron desde Nicaragua por los seguidores Calderonistas incluída la Invasión de 1955.

Conventillos es, un punto fronterizo entre Costa Rica y Nicaragua a siete kilómetros del centro de La Cruz. Cortesía ICT / El Colectivo 506

Como comunicador y corresponsal, paso mucho tiempo en las calles, hablando con la gente, y observando a las personas que opinan en las redes sociales. Esa actividad me da la sensación de que aquí se ha perdido la ilusión y la esperanza en los líderes políticos: residentes de La Cruz expresan que cada cuatro años en campañas llegan candidatos a diputados y a la presidencia con promesas que nunca cumplen, para no regresar hasta la siguiente campaña electoral.

La inversión estatal tampoco llega, a pesar de diversas necesidades en La Cruz. En acueductos, hay algunas comunidades—por ejemplo, Belice y San Rafael—que no tienen servicio de agua potable, y falta apoyo a las ASADAS de estas comunidades. Falta inversión del Instituto de Electricidad (ICE) para que lleve alumbrado eléctrico a muchas comunidades que no cuentan con dicho servicio; también comunidades sin servicio de internet. Hacen falta más EBAIS; aquí no hay hospital; la comunidad ha reclamado al MEP recursos adicionales para el mantenimiento de los centros educativos, sin resultado, y la infraestructura deportiva y comunal es precaria.

A la vez, aquí vivimos el alto desempleo que escaló a 30.5% en la provincia, según la Encuesta Continua de Empleo del INEC. Se ha incrementado por la afectación de la pandemia covid 19 y la inseguridad también: cada día, vemos más casos de robo, violencia doméstica, narcotráfico, drogadicción, sicariato, y corrupción.Nadie denuncia y si se denuncia no tiene ningún efecto en las leyes de nuestro país, por eso la gente ya no interponen denuncias ante los tribunales de justicia.

El paso de turistas por Peñas Blancas genera miles de millones de colones en impuestos al país. Más del 50% del territorio del cantón se compone de áreas protegidas, que hacen mucho bien a nuestros recursos naturales; sin embargo, no se ve la recompensa que debería de devolver el país y el mundo a este cantón por este patrimonio natural.

Para Manuel Méndez—un pensionado y líder comunal que siempre ha estado involucrado en el área social del cantón, trabajando con varias organizaciones sociales—no tiene claro cuál podría ser la solución.

“Costa Rica perdió su norte. En este momento no hay objetivos claros”, dice Manuel, agregando que “el país está como una carreta, pegada en un barrial, y no sé quien nos pueda venir a sacar de este atolladero.”

Luis Alonso Alan Corea, alcalde de La Cruz, ha manifestado en su perfil de Facebook que “Aquí no hay abstencionismo. Lo que hay es desilusión y desconfianza en un Estado que olvido los territorios fronterizos y costeros, en un Estado totalmente centralista, que nos ve de lejos y para él que nunca hemos sido una prioridad. Es evidente que le han dado la espalda a los y las cruceñas. En una Costa Rica desigual, aquí son muchos los que sufren la falta de condiciones, oportunidades y servicios dignos. Aquí Costa Rica no es tan rica. Aquí no hay abstencionismo: lo que hay es falta de fuerzas para salir a votar”.

Fotografía aérea del centro del cantón de La Cruz, Guanacaste. Tomado del Facebook de la Municipalidad de La Cruz.

En esa perspectiva, el abstencionismo es la única forma de protesta de desilusión y desconfianza en un estado fracasado que olvido las zonas fronterizas y costeras. Sin embargo, como comunicador involucrado en el acontecer del cantón por más de 15 años y dueño del medio Éxito FM Radio cubriendo la realidad del cantón para audiencias locales y nacionales, he podido concluir que la esperanza no se debería de perder. Se debe luchar por un mejor cantón. Gran parte de la solución en esta problemática está en el mismo pueblo, que se involucre en todos estos procesos de desarrollo.

Se ocupa que la comunidad participe en la toma de decisiones; que se involucre a participar de un plan de desarrollo integral; que se despierte el interés por temas comunes; que nos informemos de lo que está pasando en la comunidad. No debemos dejar a la libre que unos pocos decidan por los demás. Si queremos buscar un desarrollo turístico rural inclusivo que considero que es una salida a esta crítica situación , es esencial conocer cuáles son los verdaderos intereses de influencias externas muy particulares como es el caso de concesiones y construcciones de megaproyectos turísticos en la zona costera. Es necesario agruparse en asociaciones de desarrollo, y participar de las reuniones que convoca la Cámara de Comercio y Turismo de La Cruz, que buscan integrar a los comerciantes locales y pequeños emprendedores turísticos. (Para participar, contacte a Marina Peña Cerdas, 8838 9639 o al correo [email protected])

Manuel Méndez afirma que aunque hay muchos retos concretos que enfrenta La Cruz, parte de lo que tiene que cambiar, es la mente de los votantes.

“Me preocupa la pérdida de valores”, explica. “Tenemos que trabajar unidos, preocuparnos por el problema del otro que es el problema de todos. La globalización nos ha metido en una encrucijada en donde solo unos pocos controlan y se benefician de nuestras riquezas. Somos un país rico, pero pobres de mente. Tenemos que cambiar de mentalidad”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img