22.5 C
San Jose
miércoles, julio 6, 2022

Tan cerca y tan lejos: votando y vistiendo el color

Katherine Stanley Obando
Katherine Stanley Obando
Katherine (Co-Fundadora y Editora) es periodista, editora y autora con 16 años de vivir en Costa Rica. Es también la co-fundadora de JumpStart Costa Rica y Costa Rica Corps, y autora de "Love in Translation." Katherine (Co-Founder and Editor) is a journalist, editor and author living in Costa Rica for the past 16 years. She is also the co-founder of JumpStart Costa Rica and Costa Rica Corps, and author of "Love in Translation."

Cuando amas a Costa Rica, sabes que aunque sea pequeña, tiene tantos mundos. Entonces es extraño pensar que Centroamérica es vista a menudo como pequeña, como un solo bloque. Peor aún, a veces simplemente se agrupa en otro lugar, una ocurrencia tardía, un anexo a México o América del Sur. Este istmo abarca tantas realidades. Tantas esferas de experiencia, de cultura y lengua, de riqueza y pobreza. Algunos de estos están definidos por fronteras; algunos las cruzan, derraman y mezclan.

Así es que en el corazón de la Ciudad de Guatemala, estos votantes costarricenses se maravillan con sentirse en casa al igual que los votantes en Berlín o Madrid o Seúl. Sienten la misma sensación de portal de ciencia ficción cuando cruzan el umbral de la Embajada. Se dan cuenta de las pequeñas diferencias: a los guatemaltecos involucrados en el proceso les resulta extraño que los costarricenses usen los colores de sus partidos en sus camisetas y ondeen banderas en alto. En Guatemala, esto está estrictamente prohibido el día de las elecciones. 

¿Y los que no usan los colores de su partido? Muchos lucen una camiseta de la Sele. Es una explosión del tricolor, o verde y blanco, o amarillo. Un arco iris de votaciones, un padrón de 400. Se quedan allí por un tiempo una vez que se emiten los votos, escuchando música típica, probando comida que los hace añorar. 

Cruzan nuevamente el umbral, de vuelta a Guatemala, sabiendo que aquí las barreras para ejercer el voto libre e independiente son mucho más altas. También saben al salir que en casa la participación cae y cae. Como todo costarricense que vota en el exterior, salen llenos de orgullo y de cierta nostalgia: “Lástima que la gente no quiere votar”, dice. «Es una lástima».

Inspirada en Susana Ramírez Loáiciga y sus recuerdos de participar en las elecciones de Costa Rica desde la ciudad de Guatemala en febrero de 2022. Nuestra columna semanal de Media Naranja cuenta breves historias de amor con un toque costarricense. Durante nuestra edición de marzo, “La Alineación”, nos estamos enfocando en el amor por la patria que los costarricenses demuestran—ya veces redescubren—cuando votan desde el exterior.

Una bandera en la Embajada de Costa Rica en la Ciudad de Guatemala. Cortesía Susana Ramírez / El Colectivo 506

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img