25.9 C
San Jose
miércoles, septiembre 22, 2021
InicioSoJo ExchangeEl 'retiro administrado' de los desastres climáticos puede reinventar las ciudades para...

El ‘retiro administrado’ de los desastres climáticos puede reinventar las ciudades para que sean mejores para todos y evitar más inundaciones, calor e incendios

-

Por AR Siders y Katharine Mach, The Conversation, 21 de junio de 2021

Nuestro equipo de El Colectivo 506 se enorgullece de trabajar con el Solutions Journalism Network en la edición de este mes, “Tormentas Maestras”, centrada en los reportajes de periodistas locales sobre las experiencias de sus propias comunidades con emergencias como tormentas e inundaciones. Como parte del Solutions Journalism Exchange, que promueve la republicación de destacados reportajes de periodismo de soluciones en todo el mundo, estamos compartiendo notas a lo largo del mes que están relacionadas con las historias de respuesta a emergencias de Costa Rica en nuestra edición actual. Esta semana, les compartimos esta historia de AR Siders y Katherine Mach para The Conversation.

Este texto fue traducido del inglés por las editoras de El Colectivo 506.

______

La ola de calor récord de junio dejó a más de 40 millones de estadounidenses sofocados en temperaturas superiores a los 100 grados Fahrenheit (38 ℃). Algunos lugares alcanzaron los 120 F (49 ℃), y las redes de energía estaban luchando por mantener a la gente fresca. Más de la mitad del oeste de los EE. UU. Se encuentra ahora en una sequía extrema o excepcional, los incendios forestales ya están amenazando a los hogares y la temporada de huracanes ha tenido otro comienzo ajetreado.

Así es como se ve el cambio climático y las comunidades deben estar preparadas.

A veces, pequeñas adaptaciones pueden ayudar a reducir el calor o minimizar el daño. Pero cuando los riesgos son demasiado altos, una estrategia que debe considerarse es la retirada gestionada, es decir, el movimiento intencionado de personas, edificios y otras infraestructuras lejos de lugares altamente peligrosos.

El retiro administrado es controversial, particularmente en los Estados Unidos, pero no se trata solo de mudarse, se trata de adaptarse al cambio y construir comunidades más seguras, abordar necesidades que se han pasado por alto durante mucho tiempo e incorporar nuevas tecnologías y un diseño inteligente para vivir y trabajar en el mundo actual.

Un nuevo argumento presentado en el número especial de la revista Science, dice que el retiro administrado es una oportunidad para preservar lo esencial y, al mismo tiempo, rediseñar las áreas de alto riesgo de manera que sea mejor para todos. Esta semana, 600 expertos, investigadores y profesionales del clima se reunirán en la Universidad de Columbia para discutir cómo hacer precisamente eso.

¿Cómo se ve una retirada gestionada?

El general Oliver P. Smith del Cuerpo de Marines de Estados Unidos es recordado por su famosa frase sobre una retirada que dirigió durante la Guerra de Corea: “¡Retirada! ¡Al diablo! Simplemente estamos avanzando en una dirección diferente“. Al igual que la maniobra del general Smith, la retirada de los peligros relacionados con el cambio climático, en esencia, se trata de elegir una nueva dirección.

La retirada gestionada podría implicar convertir las calles en canales en las ciudades costeras. Podría significar la compra y demolición de propiedades propensas a inundaciones para crear espacios abiertos para parques de aguas pluviales que absorban las fuertes lluvias o estanques de retención y estaciones de bombeo.

En algunos casos, el retiro administrado puede implicar la construcción de viviendas más densas y asequibles diseñadas para mantenerse frescas, al tiempo que deja espacios abiertos para la recreación o la agricultura que también pueden reducir el calor y absorber las aguas pluviales cuando sea necesario.

Gestionar bien el retiro es un desafío. Afecta a numerosas personas: los residentes que se reubican, los vecinos que se quedan y las comunidades a las que se mudan, y cada uno puede verse afectado de manera diferente. A finales de la década de 1970 la comunidad de Soldiers Grove, Wisconsin, reubicó su distrito comercial propenso a inundaciones y aprovechó la oportunidad para calentar los nuevos edificios con energía solar, lo que le valió el sobrenombre de “Solar Village”. La medida revitalizó la economía local, pero aunque el proyecto es aclamado como un éxito, algunos residentes aún extrañan el casco antiguo. Para que la retirada gestionada sea una estrategia viable, los planes de reubicación no solo deben ayudar a las personas a trasladarse a un terreno más seguro, sino también satisfacer sus necesidades. Esto puede involucrar una amplia gama de problemas sociales, incluidas las prácticas culturales, la vivienda asequible, los códigos de construcción, el uso de la tierra, los trabajos, el transporte y los servicios públicos.

Dado que las áreas de alto riesgo a menudo albergan comunidades de bajos ingresos y comunidades negras, indígenas y de color, abordar el riesgo climático en estas áreas también puede requerir abordar un legado nacional de racismo, segregación y desinversión que ha puesto a estas comunidades en riesgo y dejó a muchos con pocas opciones para hacer frente a inundaciones, incendios y otros peligros.

En su forma más simple, el retiro administrado puede ser un salvavidas para las familias que están cansadas del estrés emocional y financiero de la reconstrucción después de inundaciones o incendios, pero que no pueden permitirse vender su casa con pérdidas o no quieren vender y poner a otra familia en riesgo.

Hablar sobre el retiro administrado

Incluso si un individuo o comunidad decide no retirarse, pensar críticamente y hablar abiertamente sobre el retiro administrado puede ayudar a las personas a comprender por qué es importante permanecer en el lugar y qué riesgos están dispuestos a enfrentar para quedarse.

Las pérdidas involucradas en la mudanza pueden ser obvias, incluido el costo, pero también existen pérdidas por permanecer en el lugar: riesgo físico de peligros futuros, mayor estrés emocional y financiero,potencial pérdida de comunidad si algunos residentes o negocios se van en busca de un terreno más seguro, el dolor de ver el cambio del entorno y la pérdida de oportunidades para mejorar.

Si las personas pueden articular por qué es importante permanecer en el lugar, pueden hacer mejores planes.

Tal vez sea importante quedarse porque un edificio es histórico y la gente quiere proteger esa historia. Eso abre conversaciones creativas sobre las formas en que las personas han preservado edificios históricos propensos a riesgos y también sitios históricos. E invita a otros a ayudar a documentar esa herencia y educar a la comunidad, tal vez a través de historias orales, registros de video o modelos 3D.

Tal vez es importante para los propietarios quedarse porque la tierra ha pertenecido a la familia durante generaciones. Eso podría iniciar conversaciones con la próxima generación sobre sus objetivos para la tierra, que pueden incluir la preservación, pero también pueden incluir cambios.

Quizás un vínculo emocional profundo con una comunidad o un hogar podría hacer que una persona quiera quedarse. Las conversaciones podrían centrarse en mudarse cerca, a una nueva casa que sea más segura pero que aún sea parte de la comunidad, o reubicar físicamente la casa en un lugar más seguro. También podría significar encontrar estrategias, como propiedades vitalicias, que permitan a las personas permanecer en su hogar todo el tiempo que quieran, pero que evitarían que una nueva familia se mude y ponga en riesgo a sus hijos.

Si quedarse parece importante porque la economía local depende de la playa, eso podría iniciar una conversación sobre por qué regresar de la playa puede ser la mejor manera de salvar la playa y su ecosistema, evitar que las paredes la estrechen y mantener el acceso público sin casas sobre pilotes flotando sobre la marea.

Pensar cuidadosamente en qué partes de nuestras vidas y comunidades deberían permanecer igual abre un espacio para pensar creativamente sobre qué partes deberían o podrían cambiar.

Solutions Journalism Exchangehttps://sojoexchange.solutionsjournalism.org/
Solutions Journalism Exchange, parte de Solutions Journalism Network (SJN), promueve la republicación de reportajes de periodismo de soluciones en todo el mundo. Nuestro equipo en El Colectivo 506 se enorgullece de trabajar con el SJN como becarios LEDE 2021. Compartimos piezas del Exchange ocasionalmente cuando están relacionadas con las historias costarricenses que informamos en la edición en curso. / The Solutions Journalism Exchange, part of the Solutions Journalism Network (SJN), promotes the republication of outstanding solutions journalism worldwide. Our team at El Colectivo 506 is proud to be working with the SJN as 2021 LEDE fellows. We share pieces from the Exchange occasionally when they are related to the Costa Rican stories we are reporting on the current edition.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here