Mantiene el equilibrio, pero no lo hace solo

1
632

No es tarea fácil mantener el equilibrio.

De cierta forma, eso es lo que son los deportes: la patineta que se tambalea en el borde de la rampa, los dedos de los pies con tiza de la gimnasta en la viga, la pirámide humana tensa de un scrum de rugby. Todo está en exhibición en el taekwondo, donde el atleta, una y otra vez, se inclina sobre una pierna y levanta la otra con la misma facilidad con la que usted o yo levantamos una mano para saludar o defendernos. 

Cortesía de Juan José Soto / El Colectivo 506

Todos los atletas necesitan mantenerse equilibrados y todos los atletas se caen a veces. Para él, ese momento llegó cuando estaba en la Selección Nacional, no había tenido un gran año en su deporte. Los miembros de la familia con los que había estado viviendo le dijeron que ya no lo apoyarían a menos que dejara el taekwondo y consiguiera un trabajo fijo. Amaba el taekwondo. Sabía que tenía que continuar. Por eso, se enfrentó a decidir entre darse por vencido o quedarse sin hogar. 

Perdió el equilibrio, pero solo por un momento. De la nada, alguien se acercó. El padre de un compañero de la Selección Nacional extendió una mano y dijo: Quédate con nosotros. No renuncies.

Al año siguiente, se convirtió en el campeón centroamericano.

Entra al ring en soledad, enfrenta a su oponente solo, su equilibrio impecable. También es el primero en admitir que en realidad se apoya en muchos otros. Se apoya en una persona, sobre todo: el hombre que se convirtió en padre. Quién le dijo: «Yo creo». 

Inspirado en el campeón de taekwondo Juan José Soto y en Yehudi Hernández ,quien Juan José acredita como su mayor fuente de apoyo luego de que Yehudi invitara a Juan José a vivir con él y su familia para que el joven atleta pudiera seguir entrenando. Nuestra columna semanal Media Naranja cuenta breves historias de amor con un toque costarricense. Durante nuestra edición de noviembre, “Tenaz”, se enfocan en cómo los deportes y atletas costarricenses no tradicionales emergen de las sombras.

Courtesy of Juan José Soto / El Colectivo 506

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí