12.1 C
San Jose
martes, abril 23, 2024
InicioCanalesEmprendedores 506Moda costarricense en busca de sostenibilidad: la historia de Selfmade

Moda costarricense en busca de sostenibilidad: la historia de Selfmade

-

spot_img

La industria de la moda es una de las más contaminantes a nivel mundial. Se produce a escalas desproporcionadas y en condiciones que no son siempre las mejores. Pero una diseñadora costarricense está en la punta de lanza para que, sin sacrificar su arte, sea moda sostenible y ayude a disminuir el impacto medio ambiental.

Nicole Madriz estudió diseño de modas y es la fundadora de la marca costarricense Selfmade. Su enfoque hacia al uso de textiles naturales y sostenibilidad parte de su historia personal “tuve una crianza en el campo en la que elegí el respeto por la naturaleza, y más importante creo que es lo que a mi me enamoró de la moda”, dice. “Eran los procesos que había detrás de cada pieza en una tienda o pasarela, contar historias y contar la historia de las personas detrás de esa producción”.

Pero otro aspecto de su vida fue decisivo: empezó a padecer de alergias atópicas generadas por los tejidos sintéticos o de mezclas.

Backstage en Costa Rica Fashion Week 2022. A la izquierda, la diseñadora Nicole Madriz. Cortesía Selfmade / El Colectivo 506

Esa alergia era tan fuerte que ya no tenía que ver solamente con la ropa que ella usaba, sino también con la tela con la que trabajaba y que, como diseñadora de moda, debía continuamente manipular y coser. La llamada Dermatitis Atópica de Contacto (DAC) se produce por una reacción a los químicos y materiales sintéticos presentes en la tela y en los tintes industriales.

Como parte de su investigación, Nicole descubrió que el uso de textiles naturales era clave pero las condiciones en que importan en el país no muestra el etiquetado apropiado para determinar la calidad y procedencia del mismo, por lo que se vio en la necesidad de importar por su cuenta esos materiales para garantizar que fueran materiales totalmente naturales y con ausencia de mezcla. A su vez, comenzó a trabajar en la producción de dos tintes naturales para usarlos en sus creaciones: el azul de mata y la semilla de aguacate.

Desechos de los tintes utilizados por la marca, posteriormente en proceso de descomposición en compostera. Cortesía Selfmade / El Colectivo 506

Según la ONG Fashion Revolution, el uso de tintes industriales es responsable del 70% del daño en el Río Yangtze, donde termina más del 40% de los desechos de la producción textil de China.

De acuerdo a la organización Sustain your Style, el 20% de la contaminación de aguas industriales se debe al uso del tratamiento de textiles sintéticos—así como 20 mil toneladas de residuos de tintes se vierten en el agua cada año. Ellos también afirman que por cada lavada de tejidos sintéticos como el nylon y el poliéster, se liberan cerca de 700 mil microfibras en el agua.

Hasta el momento, Nicole ha usado con éxito semillas de achiote, aguacate, cáscaras de cebolla, flores de Jamaica y hasta hojas de mango. En cuanto a las telas, ella ha incorporado el algodón, lino, seda y cáñamo.

Costa Rica Fashion Week 2021 y 2022. Técnicas utilizadas: Ecoprint, efecto degradé y bordado manual. Cortesía Selfmade / El Colectivo 506

Selfmade se enmarca en la llamada slow fashion, moda que se produce en menor medida y pensada para durar mucho más. Es por eso que sus clientes se interesan en la forma en que está hecha la ropa y en aprender a cuidarlas  correctamente.

Para esta diseñadora costarricense el camino no ha sido fácil. Los costos elevados de materiales de calidad se incrementan por la casi nula oferta local y los costes de importación de los mismos; junto a eso, sus métodos de producción requieren de un entrenamiento específico para tratar la tela y teñirla. Todos estos factores, sumados a la producción en menor escala suponen un reto para la rentabilidad del negocio.

Nicole sostiene que no le sirve “ver para afuera” pues su modelo de negocio es diferente: “no a todo el mundo le importa lo medioambiental. A los clientes que sí buscan eso, sí, ven en la marca una alternativa”.

De la colección Selfmade Home. Cortesía Selfmade / El Colectivo 506

Para mejorar el rendimiento de su empresa, ella apuesta a la oferta de prendas básicas que puedan venderse durante todo el año y combinarse con otras prendas, también al diseño de colecciones cápsula donde se venden prendas con técnicas y diseños de determinado estilo. Además, Selfmade tiene colecciones de accesorios y se producen prendas por encargo, todas esas alternativas permiten dar juego a lo que se vende y a mantener el interés de sus clientes.

Dice que hay muchas lecciones aprendidas en el proceso, la tramitología y el desarrollo de negocios que ya representan un reto para los emprendedores costarricenses. En el caso de Nicole, se multiplica al considerar que la industria de la moda en el país es todavía incipiente.

En su caso, ella dice que un desafìo por su formación artística fue el enfocarse mucho al inicio en la creación de las prendas y aprender a delegar en otros lo administrativo. Según Nicole, un elemento fundamental es el hacer equipo poco a poco con personas que sean muy buenas en lo que hacen y le permitan a ella enfocarse en lo suyo que es el diseño y la innovación.

Otra limitación es que en Costa Rica, conseguir mano de obra con formación en la industria de la moda no es abundante. En el caso de la marca Selfmade, se requiere capacitar para aprender a teñir con los productos naturales y a bordar, pues muchas de sus piezas se distinguen por este elemento.

Cortesía Selfmade / El Colectivo 506

El impacto de esta marca no es medido en la actualidad pues apenas en Europa se ha puesto en marcha recientemente regulaciones para obligar a diseñadores a incorporar la sostenibilidad en su ropa. Debido a que la producción de moda es pequeña en el país, no hay entes que midan o regulen el mismo, indica la diseñadora.

Sin embargo, un impacto puntual que sí es medible es que desde el 2020, Nicole se propuso lograr un impacto positivo mediante la disminución de la huella de carbono que Selfmade pueda tener. Para esto, la marca contribuye en la siembra de árboles, y ya han plantado 350 nuevos árboles en el país gracias a este esfuerzo.

Desde su taller en Heredia y un terreno en Turrialba, Nicole sueña con que su marca inspire a otros diseñadores; a que muchos clientes piensen mejor lo que consumen y cómo se hace la ropa que visten; y, sobre todo, que la moda costarricense ofrezca una alternativa al mundo de calidad y cuidado del medio ambiente.

Este reportaje fue desarrollado y publicado a través de una asociación entre El Colectivo 506 y PopNews. La iniciativa, organizada por PopNews, una organización dedicada a compartir soluciones destacadas en reportajes de periodismo, invitó a estudiantes de periodismo a enviar propuestas de historias para ser editadas y publicadas en El Colectivo 506. 

 

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Subscribe to our newsletter