26.9 C
San Jose
viernes, julio 12, 2024
InicioEdición ActualEsto, ¿por qué no? Apoyo de salud mental entre pares

Esto, ¿por qué no? Apoyo de salud mental entre pares

-

spot_img

Cuando publicamos nuestra primera edición sobre salud mental en 2022, una de las mayores limitaciones que encontramos fue: simplemente no hay suficientes profesionales. Cuando los costarricenses—particularmente los costarricenses rurales—necesitan un psicólogo o un psiquiatra, simplemente no hay manera de conseguirles uno.

Por eso nos llamó la atención esta historia de Zambia, que encontramos en el Storytracker de la Red de Periodismo de Soluciones. El reportaje, publicado en mayo por Reasons to be Cheerful, muestra cómo, ante la falta de suficientes profesionales de la salud mental para todos, las mujeres de zonas rurales aisladas se están uniendo para apoyarse mutuamente.

¿Como funciona? ¿Podría aplicarse a Costa Rica? ¿Y cumple con la prueba REAL del periodismo de soluciones: una respuesta a un problema con evidencia de impacto, ideas que otros pueden adoptar e implementar, y limitaciones o advertencias que podemos evitar?

Vamos a ver.

El problema:

Según el reportaje, en el 2020, Zambia tenía—mejor siéntese—25 psicólogos y psiquiatras para su población de más de 20 millones. Si bien el artículo no entra en detalles sobre las estadísticas nacionales sobre depresión, servicios de salud mental o el tiempo de espera para una cita, StrongMinds.org ofrece esta estadística: hay 45,5 proveedores de atención de salud mental calificados por cada 100.000 personas en Europa, y 1,3 en África. (Costa Rica tiene 142 psicólogos por cada 100.000 personas y 3,9 psiquiatras, aunque el acceso sigue siendo deficiente, porque el número de profesionales que trabajan en el sistema de seguridad social es mucho menor).

Tomada de strongminds.org.

Una respuesta:

La organización sin fines de lucro StrongMinds fue fundada en 2013 para tratar la depresión en mujeres y adolescentes en el África subsahariana. La organización ofrece un programa de terapia grupal de seis semanas en el que de 10 a 12 personas «comparten sus experiencias personales, se ayudan mutuamente a pensar en estrategias para abordar los factores desencadenantes que contribuyen a su depresión» y «prueban estrategias como tarea». La mayoría de los grupos están dirigidos por personas voluntarias que reciben un pequeño estipendio; son «antiguos clientes, maestros o trabajadores de salud comunitarios de StrongMinds». Estas voluntarias han sido capacitadas en selección y facilitación de participantes.

Evidencia de impacto:

El artículo dice que casi 500.000 personas han completado el programa StrongMinds en Zambia y Uganda, y de ellas, “tres cuartas partes de los participantes fueron evaluados como libres de síntomas de depresión dos semanas después de completarlo”. El programa se ha expandido recientemente a Etiopía, Kenia y Nigeria, además de realizar una prueba piloto en los Estados Unidos.

Un pantallazo del reportaje publicado en reasonstobecheerful.world.

Información que se puede adoptar:

Es un desafío lograr que las personas consideren este tipo de terapia, por lo que el grupo ha tenido éxito al ir de puerta en puerta, en las comunidades a las que sirve, para difundir información sobre el programa y seleccionar a posibles participantes.

Limitaciones o advertencias a evitar:

«Mantener la calidad del tratamiento de StrongMinds a medida que la organización se expande es un desafío», según el artículo. Dos tácticas que la organización está empleando para abordar este desafío son la actualización de la capacitación para los voluntarios y las auditorías sorpresa para garantizar la calidad de los servicios prestados.

¿Quién está trabajando en esto en Costa Rica y América Latina?

Hemos informado extensamente en El Colectivo 506 sobre los esfuerzos para capacitar a los trabajadores médicos de primera línea en protocolos básicos de salud mental, pero no hemos encontrado un programa como StrongMinds, donde los propios miembros de la comunidad están siendo capacitados para administrar entornos de terapia grupal. ¿Conoce usted algún programa de este tipo? Nos encantaría saber de usted.

¿Cuáles preguntas, conocimientos e ideas tiene sobre cómo prácticas como esta podrían crecer en Costa Rica o América Latina? Escríbanos a [email protected] o vía WhatsApp al +506 8506-1506.

Nuestra sección «Esto ¿por qué no?» está llena de mini historias que exploran prácticas e iniciativas que están logrando impacto en otros lugares, pero que aún no se han implementado ampliamente en Costa Rica. Como periodistas de soluciones, esperamos provocar y unirnos a conversaciones sobre el potencial de estas prácticas… y tal vez generar ideas para futuras ediciones en profundidad de El Colectivo 506.

Lea nuestros reportajes sobre la salud mental en Costa Rica aquí.

spot_img
Katherine Stanley Obando
Katherine Stanley Obando
Katherine (Co-Fundadora y Editora) es periodista, editora y autora con 16 años de vivir en Costa Rica. Es también la co-fundadora de JumpStart Costa Rica y Costa Rica Corps, y autora de "Love in Translation." Katherine (Co-Founder and Editor) is a journalist, editor and author living in Costa Rica for the past 16 years. She is also the co-founder of JumpStart Costa Rica and Costa Rica Corps, and author of "Love in Translation."

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Subscribe to our newsletter