AGUINADRA y COVIRENAS, atacando el hambre y la cacería

Miembros de la comunidad de Drake recibiendo alimentos de AGUINADRA. Tomado del a página de Facebook de AGUINADRA.

Durante la pandemia, la Asociación de Guías Naturalistas de Bahía Drake (AGUINADRA), de la cual soy la presidente, ha realizado dos campañas de recaudación de fondos, ambas con Amigos de Costa Rica. La primera fue para comprar alimentos para los guías y otros compañeros que perdieron trabajos en turismo por el COVID-19. Se han entregado más de 300 diarios a guías turísticos, y a otras personas que trabajan en turismo. En estos momentos tan críticos cuando no teníamos qué comer— esa fue la única alimentación que tuvimos algunos guías.

Empezamos entregando alimentos sin nada a cambio, pero yo les decía a mis compañeros, “La vida no es así. No es nada más poner la mano y ya. La gente tiene que ganárselo. La gente tiene que aportar algo en la comunidad”. Algunos compañeros de la junta directiva dijeron, “Eso no va a funcionar”. Pero yo dije, “Nada perdemos con intentarlo”.

¡Fue un éxito! Logramos hacer tantas cosas. Para darles el diario, pedimos un día de trabajo comunitario. La gente nos tenía que ayudar a arreglar las calles, la escuela, la iglesia, la playa, recolección de basura: hicimos cualquier cantidad de actividades y todo salió muy bien.

Fotografías tomadas de la página de Facebook de AGUINADRA, publicadas el 8 de Setiembre del 2020. La leyenda dice así: “Limpieza desde playa Marenco hasta playa San Josecito. Afortunadamente los vecinos habían recogido basura en días pasados y no estaba tan sucio. Tuvimos problemas mecánicos con el motor del bote y nos tocó tirarnos al agua con las bolsas. Muchas gracias a todos los participantes. Gracias Marleny Jiménez por el rico almuerzo y a Jinetes por los frescos. Gracias Drake Divers por el bote y La Paloma por la gasolina. Gracias Steller-Ludwig Foundation por bolsas y herramientas.”

Luego vino un aumento en los casos de delitos ambientales. Aquí en mi comunidad, tuve un caso bastante chocante para mí. Muchachos que yo conozco estaba metiendo a grupos para ir a cazar al Parque Nacional Corcovado, y estaban cobrando por el viaje. Para mí fue un shock. Fue algo terrible.

Yo le avisé a los encargados del Área de Conservación Osa (ACOSA) el día que entraron y el día que más o menos iban a salir, porque yo tenía un informante secreto. Cuál fue mi sorpresa que esa noche, que fue a finales de abril 2020, en la noche, ya estaban varias motocicletas frente a mi casa con hombres cargando sacos llenos de carne. Llamé inmediatamente al jefe del Parque Nacional Corcovado y le dije, “Ya están aquí. ¿Qué vamos a hacer?”

Y él me dijo “Bueno, espérese porque tengo que empezar a ver qué hago.”

Yo sólo podía pensar, ”¿Cómo es posible si yo le avisé hace tres días y todavía hoy en la mañana le informé que hoy iban a salir?” En ese momento yo llamé a un funcionario, llamé a otro, llamé a la policía. ¿A quién no llamé? Ese día fue muy frustrante para mí. Yo me senté en la mesa a llorar, porque dije “¿Cómo es posible que sean tan inoperantes? ¿Tan ineficientes? Después de 10 años de estar denunciando, la mayoría de veces sin obtener una respuesta satisfactoria y además recibir algunas amenazas de muerte, pensé: Ya, ¡esto fue suficiente!”.

El día siguiente hablé con el jefe de Áreas que está arriba del jefe del Parque Nacional Corcovado, porque en estas instituciones hay jefe de jefe de jefe, y al final ese sistema no sirve para nada. Él me dijo, “Vea, hacemos lo mejor que podemos con lo que tenemos.” Yo le dije, “¿Sabe qué? Esa misma filosofía la he escuchado por más de una década y no la voy a tolerar más. Si esto lo tengo que llevar al Presidente de la República lo voy a hacer, pero eso no se va a quedar aquí.”

Entonces hicimos audios denunciando la situación. En ese momento me ayudó la presidenta de la Asociación de Desarrollo Integral (ADI) de Drake, y los audios se hicieron virales. Toda esa divulgación ayudó mucho. Me contactaron varios medios de comunicación como La Nación, Amelia Rueda y otros. Yo contacté al Ministro de Ambiente y le dije, “Tenemos un problema, y le ofrezco una posible solución: los Comités de Vigilancia de los Recursos Naturales (COVIRENAS)”. COVIRENAS fue un proyecto que habíamos tratado de hacer en el 2018, y se quedó tirado en ACOSA. Nunca se movió ni pa’tras ni pa’delante.

Entonces le expliqué el concepto al ministro, y le dije, “Ayúdenos y nosotros nos tiramos al campo.”

Y todo se movió rapidísimo. Nos trajeron las capacitaciones, nos movilizaron en los carros. Logramos formar los grupos. Al día de hoy somos ya seis comités con más de 70 inspectores certificados en Alto Laguna, Pejeperro, Puerto Jiménez, Rancho Quemado, el Humedal Térraba-Sierpe, y Bahía Drake, donde vivo yo.

¿Qué hemos logrado? Donde yo trabajo, en Bahía Drake, hemos logrado que las personas se animen a denunciar. Antes, la gente no se animaba. Ahora todo el tiempo estamos recibiendo audios, mensajes privados. Nos dicen, “Vea fulano y fulano están en tal sector, van a cazar, va a pasar esto, está pasando aquello”. Antes, eso no pasaba.

La gente ahora está utilizando también los medios oficiales para denunciar. Antes no sabían cómo denunciar, pero hemos hecho algunas campañas sobre eso y hemos visto un cambio.

Además, ya nos reconocen y respetan. Los hoteleros y otros dueños de propiedades están muy anuentes a que patrullemos por sus propiedades porque saben que es vigilancia gratuita, prácticamente. Más bien, hasta nos han ofrecido hospedaje y alimentación. Varias personas y organizaciones han donado dinero, y con eso hemos comprado equipo,  camisetas, pólizas, alimentación, y transporte. Todos los buenos comentarios en redes sociales también son siempre muy motivantes. ¡Hasta obtuvimos el puesto número 180 en los Premios Latinoamérica Verde!

Equipo de COVIRENAS de ACOSA. Cortesía de AGUINADRA / El Colectivo 506

Yo siento que el mayor logro es el cambio de mentalidad comunal. Ahora, una parte de la población local siente que la responsabilidad no es solo del Ministerio de Ambiente (MINAE). Yo sé: a ellos se les paga para hacer ese trabajo, aunque no lo han hecho bien. Pero los recursos naturales nos dan comida y nos dan trabajo a todos, entonces es responsabilidad de todos cuidarlos. Nuestro impacto ha sido que las personas en las comunidades están despertando. Están entendiendo que el MINAE no puede solo. Que la conservación es responsabilidad de todos, si queremos seguir comiendo de la naturaleza, que es lo que nos trae turistas y nos genera dólares.

Obviamente necesitamos recursos económicos, pero vamos poco a poco. Ha sido una experiencia muy enriquecedora para mí y creo que para todos mis compañeros y compañeras. Lo hacemos con mucha motivación. Nos encanta ir a la montaña, mojarnos, ensuciarnos y ser picados por mosquitos. Además: la mayoría de las COVIRENAS, al menos en Drake, somos mujeres. Me encanta ver que más gente cada día se unen a la causa, ya sea como voluntarios o porque quieren ser COVIRENAS también.

COVIRENAS es un movimiento a nivel nacional. Le invito, estimado lector, a que busque en la pagina www.sitada.go.cr a ver si cerca de su comunidad hay un grupo para que se una o al menos les ayude de vez en cuando. Así también, a cualquier persona que quiera ayudarnos en el Sur puede contactarnos al 61312708, al correo: [email protected] o por nuestro facebook: COVIRENAS de ACOSA.

Para conocer más de AGUINADRA o donar a la asociación, les invitamos a visitar su página de Facebook. También puede realizar una donación a la Asociación de Guías Naturalistas de Drake en su página en Amigos of Costa Rica, una entidad que representa a más de 100 organizaciones sin fines de lucro alrededor de Costa Rica.

Los reportajes creados bajo la autoría “Directorio 506” son un esfuerzo conjunto entre el equipo editorial de El Colectivo 506 y los emprendedores y organizaciones que participan en nuestro directorio nacional de turismo rural. Este reportaje fue creado gracias a los comentarios de Rebeca Quirós. Para más información sobre el Directorio 506, envíe un mensaje de WhatsApp al 8506-1506 o envíe un correo: [email protected].

Rebeca Quirós
Rebeca Quirós es la presidenta de la Asociación de Guías Naturalistas de Bahía Drake (AGUINADRA). // Rebeca Quirós is the president of the Association of Drake Bay Nature Guides (AGUINADRA).