19.2 C
San Jose
jueves, enero 27, 2022

Tips 506: ¿Cómo seleccionar un tour cuando se pasea por Costa Rica?

Ya decidió que viajará a Costa Rica. Ya tienen las fechas seleccionadas, hasta su tiquete aéreo. Entonces es momento de preguntarse ¿qué tours hacer? ¿con quién hacerlos?

Costa Rica es un destino turístico que ofrece actividades para todos los gustos y niveles. Hay tour de aventura para niños pequeños, como la visita de una caverna en el Parque Nacional Barra Honda, o tours de buceo para exploradores subacuáticos experimentados en el recientemente agrandado Parque Nacional Isla del Coco. Así como hay variedad de actividades, hay variedad de operadores y comunidades ofreciendo el servicio. Entonces, cómo saber con quién trabajar. Tal y como hacemos cuando empezamos a planear las vacaciones, una vez más nos hacemos la pregunta de a dónde invertir nuestros dólares turísticos para que nuestro viaje tenga un impacto positivo en el país.

El Colectivo 506 consultó a varios guías turísticos y experimentados tour operadores. De sus comentarios les presentamos aquellas preguntas que consideramos claves para que usted pueda tomar una decisión informada.

Un grupo de turistas participan en una actividad cultural de una escuela rural en Sarapiquí. Mónica Quesada Cordero / El Colectivo 506

¿Qué preguntas hacer para elegir un tour en Costa Rica?

Cristian Gamboa es de Turrialba y ha trabajado como guía turístico independiente por más de 10 años. De manera general, Cristian considera importante que cualquier visitante de Costa Rica considere el tamaño de los hospedajes y atracciones turísticas que visita.

“Que estos sean pequeños a medianos, en manos de personas locales, en lugar de cadenas de hoteles”, dice Cristian.

Pero cuando se trata de actividades específicas, Cristian propone una serie de preguntas importantes.

“Sería bueno saber cuál es el área de bosque protegida gracias al desarrollo de la actividad”, dice. “Otra [pregunta] es si tienen alguna política o programa para integrarse a corredores biólogos, hacer educación ambiental, etc”.

Si la actividad turística tiene este tipo de prácticas o programas, lo harán visible en sus sitios y redes, pero sigue siendo importante preguntar por más detalles. Ahora bien, cuando las operaciones son más pequeñas y en manos de personas locales, es común que tengan un área protegida o que participen de este tipo de proyectos de conservación pero esta información no está en los sitios web o redes sociales de la actividad, simplemente porque no han visto la importancia en comunicarlo, por eso es importante preguntar.

“Lo más importante es que la actividad tiene que ir enfocada a una preservación del medio ambiente, donde los impactos ambientales sean reducidos al máximo”, dice Alex Álvarez Rojas, guía certificado independiente perteneciente a la asociación de guías ACOGUITUR. “Y también el desarrollo económico de la comunidad donde todos tengan su beneficio”.

Cuando se trata de protección del medio ambiente, Alex dice que las señas de que la actividad turística tiene un impacto positivo pueden ser certificaciones escíficas (como las que reportamos en El Colectivo 506) o la implementación clara de programas de reciclaje, captación de aguas grises, o simplemente que sea un tour que no tienen un impacto directo en el medio ambiente “como un tour de cuadra ciclos que erosiona mucho los terrenos”.

Andrea Carvajal Cordero y Yow Cárdenas Navarro, miembros de la Asociación de Guías Ecologistas del Parque Nacional Barra Honda, preparan el equipo para el descenso seguro de los turistas a la caverna Terciopelo, una de las dos cavernas que se pueden explorar en este parque. Mónica Quesada Cordero / El Colectivo 506

“Un turista antes de tomar un tour debería preguntarse qué y quiénes se ven beneficiados con su visita”, dice Yenys Baltodano Díaz, guía local de Barra Honda.

“En Barra Honda cuando un turista ingresa a hacer caverna paga tres rubros, uno que va a caja única del estado, otro que va a la asociación de guías y otro que va a una fundación que reintegra el dinero al área”, agrega. “El turista debería de saber para dónde van estos fondos y quienes se van a ver beneficiados”.

Andrea Carvajal también es guía local en Barra Honda y agrega que es importante que “el turista pueda consultar a las agencias o a sus touroperadores antes de comprar el producto si este forma parte de algún tipo de programa que promueva el turismo sostenible”, refiriéndose a programas que “tiene algún tipo de impacto positivo sobre las comunidades, y están en armonía con la naturaleza, si ayuda de alguna forma a las comunidades en el aporte socioeconómico, si el tour es desarrollado por mujeres, jóvenes, adultos mayores, y que también promueva un poco la parte cultural de las comunidades”.

Alex concuerda con Yenys y dice que la mejor manera de saber si el tour tiene impacto positivo es hacer preguntas como “¿hacia donde van esos dineros recaudados?, ¿cuántas personas se benefician por la compra del tour?, y si está equitativamente repartido el dinero”. Cuando se trata de organizaciones, es importante saber si “existe un fondo económico para la educación y/o capacitación que apoye a personas o familiares de los involucrados en la actividad”.

“Por último si esta compañía que yo escojo para el tour apoya el mercado local comprándole a los agricultores de la misma comunidad, y si se paga el precio justo”, dice Alex, “Si se usa transporte local y otras cosas donde el dinero llegue a la gran mayoría de la comunidad así en beneficio es para todos y así se asegura más el apoyo hacia ese emprendimiento o tour”.

Alex Alvarez a punto de abordar una lancha con un grupo de estudiantes de Seattle en Suretka, territorio Bribri, listos para cruzar el rio y continuar con la visita a la comunidad de Namuwoki. Cortesía Alex Alvarez / El Colectivo 506

“Es un poco complicado para un turista que viene por su cuenta poder escoger [una actividad turística dirigida por] quien tiene una buena práctica”, dice Norma Aymerich Cubero, quien tiene más de 25 años de experiencia trabajando en turismo, incluyendo la dirección y desarrollo de operadoras de tours, algo que le ha permitido ser una turista más consciente. “No hay cómo darse cuenta hasta el momento que uno ya lleva a cabo el tour”.

El comentario de Norma es anecdótico, ya que recientemente realizó un tour que le pareció suficientemente bien organizado y operado, pero hacía falta más. La comunidad que les recibió debe lidiar con mucha basura que trae la marea a sus playas y bajo el ojo experimentado de Norma era claro que todavía no hay conciencia de la importancia de promover la limpieza, tanto por parte de la comunidad como la de la misma operadora del tour, que tampoco había hecho visible tener prácticas apropiadas de manejo de los desechos.

“Es una labor en conjunto”, dice Norma. Para ella, ese trabajo de asegurar que el tour que realizará un turista cumpla con los estándares de calidad y las buenas prácticas, es una responsabilidad de las operadoras de tours, que deben realizar observaciones e inspecciones y considerar las evaluaciones que realizan los mismos clientes, y a partir de ahí trabajar en conjunto con las comunidades que dan el servicio para permitir que la actividad turística no sólo deje un impacto positivo en la economía de la comunidad, sino también en el medio ambiente y en la vida de la propia comunidad.

“El boca a boca y el asegurarse que la operadora contacte la gente indicada es por donde pueden empezar los turistas, para segurarse que van a comprar tours con gente que se preocupa por dejar una huella positiva en el ambiente”, concluye Norma.

“Creo que es muy importante leer los reviews de la empresa para darse cuenta más a fondo del resultado de las actividades”, dice Erick Guzmán, guía independiente con más de 15 años de experiencia.

“Es muy importante que el turista sepa qué tipo de tour o actividad va hacer y de ahí investigar bien el tipo de compañía, hace cuánto operan y cuál es su fuerte”, agrega Erick. “Lo digo porque pasa mucho con las páginas o tour operadores que lo que quieren es vender y al final no les importa quien compra el tour y al final los que tenemos que lidiar somos nosotros, los guías, con un turista insatisfecho en un tour que realmente no calza para ellos”.

Erick Guzman (centro) conversa con turistas durante un tour en bote en el río Sarapiquí. Mónica Quesada Cordero / El Colectivo 506

El comentario de Erick resuena con los comentarios de todos los guías consultados. Es importante que como turistas hagamos la tarea de investigar quién nos está proporcionando el servicio, si cuenta con el equipo y las instalaciones apropiadas y si el tipo y dificultad del tour es el apropiado para nuestra condición física y nuestras expectativas.

“Siempre que se toma un tour verificar que los guías sean guías certificados y acreditados por el ICT, que es algo super importante para la seguridad del turista”, agrega Alex, que al igual que Erick sabe que sobre sus manos puede recaer la responsabilidad de que los visitantes no sólo estén seguros, sino contentos.

Agradecemos el apoyo de Travel with Ann Experiential para las notas para viajeros que forman parte de nuestra edición de enero, «Herramientas 2022». Ann Becker ha sido emprendedora a lo largo de su carrera. Con más de tres décadas de experiencia en gestión de reuniones/eventos y consultoría estratégica, combinada con una pasión por viajar arraigada en encuentros humanos profundos y mutuamente beneficiosos, en 2005 comenzó Travel with Ann Costa Rica. Durante 15 años creó y lideró más de 40 viajes vivenciales en grupos pequeños en Costa Rica, países vecinos, y Chile. Hoy, a través de Travel with Ann Experiential, Ann se dedica a apoyar y fortalecer las pequeñas empresas de viajes responsables, las organizaciones sin fines de lucro, y los líderes de la industria al forjar conexiones estratégicas; aportar nuevas perspectivas; involucrar y elevar diversas voces; y fortalecer la capacidad organizativa.

Mónica Quesada Corderohttp://www.mqcphoto.com
Mónica (Co-Fundadora, Editora Gráfica) es una galardonada fotoperiodista con 15 años de experiencia en el desarrollo de proyectos fotográficos en el área editorial, retrato, vida silvestre, comida y arquitectura. Además, cuenta con experiencia en escritura y redacción y una maestría en Producción Audiovisual y Multimedia. Mónica (Co-Founder, Graphic Editor) is an award-winning photojournalist with 15 years of experience developing photographic projects in the editorial, portrait, wildlife, food and architecture areas. In addition, she has experience in writing and a master's degree in Audiovisual and Multimedia Production.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Edición Actual

spot_img