29.7 C
San Jose
sábado, agosto 13, 2022

Una reserva exuberante con mucha historia: Reserva El Quetzal

No todas las reservas naturales tienen una historia que se remonta a erupciones volcánicas, la nieta de un presidente, relaciones interculturales, una donación sorpresa, una capilla amada e incluso un legado nacional en la educación de Costa Rica.

El terreno boscoso de la Reserva Privada El Quetzal en los cerros de Heredia parece un destino natural, incluso inevitable, para los amantes de la naturaleza, pero sólo se convirtió en un destino de turismo rural debido a una serie de decisiones inverosímiles que involucran todo lo anterior.

De la página de FB de la Reserva Privada El Quetzal.

Jacqueline Esquivel, miembro de Emprendedores 506, quien administra la reserva con su hermano Federico, su padre Rodolfo y su madre Fidelia Jiménez, explica que gran parte de la saga se vincula con Manuela Tattenbach Yglesias, una germano-costarricense cuyo abuelo fue el ex-presidente Rafael Yglesias (1894 -1902). Ella y su esposo Roderich Thun Stotzingen, de Austria, vivían en las laderas del Volcán Irazú, al este de San José, cuando la creciente actividad del volcán los llevó a decidir reubicarse.

Compraron una propiedad en San Rafael de Vara Blanca, de Heredia, en 1963, y se encargaron del cultivo de la tierra durante años. La pareja nunca tuvo hijos, por lo que a medida que fueron creciendo comenzaron a donarlo pieza por pieza a las familias costarricenses que habían trabajado con ellos en el pasado.

De la página de FB de la Reserva Privada El Quetzal.

Entrega de las riendas

Las donaciones variaron en tamaño según el tamaño de cada familia, dice Jacqueline. Su abuela, viuda en ese momento, recibió una parcela de los propietarios para que sus hijos pudieran cultivar. Sin embargo, las donaciones se aceleraron después de la muerte de don Roderich, y un día de 1998 o 1999, doña Manuela llamó al papá de Jacqueline y lo tomó por sorpresa.

“Llamó a mi papá y le dijo que le donaba las últimas 40 hectáreas que quedaban”, le dice Jacqueline a El Colectivo 506 en una llamada de Zoom desde la reserva. “Ella había pedido a la Virgen que le iluminara quién podría dejarle esas últimas hectáreas. Mi papá le dijo que no, que ¿cómo se le ocurría?, que ¿qué iba a hacer él con eso?.

Después de reflexionar durante unos meses, Rodolfo decidió intentarlo, a pesar de que era agricultor y no podía aprovechar mucho la tierra boscosa.

Hay más de 100 especies de aves en la Reserva. De la página de FB de la Reserva Privada El Quetzal.

La respuesta finalmente llegó en forma de personas de los alrededores a quienes les gustaba caminar hasta la capilla de madera de la propiedad, construida por Roderich y Manuela en el punto más alto de la propiedad. Jacqueline dice que los excursionistas de fin de semana atravesaban las propiedades de los vecinos, a veces dejando basura. 

Eso fue lo que le dio a su familia la idea de crear un sendero adecuado y convertir sus 40 hectáreas en una reserva.

La capilla en la Reserva. De la página de FB de la Reserva Privada El Quetzal.

Con el tiempo, los senderos se convirtieron en un circuito de 3,5 km que conecta la capilla con las cascadas y los bosques de la propiedad, de forma que los visitantes puedan disfrutar de sus cascadas y probar los productos lácteos y naranjilla que produce la parte agrícola de la operación de agroturismo. Hoy, Jacqueline, su hermano y su padre trabajan en el proyecto de turismo a tiempo completo, con su madre echando una mano cuando los visitantes necesitan comidas caseras. Su sitio web enumera otras microempresas de turismo rural donde los visitantes pueden quedarse y comer.

En épocas de menor visitación, la familia trabaja en un nuevo proyecto.

“Ahora estamos trabajando en un loop más avanzado”, señala Jacqueline. “Ahora la gente está pidiendo más kilómetros para hacer senderismo, de 8 a 10 kilómetros”.

La familia todavía realiza actividad lechera. De la página de FB de la Reserva Privada El Quetzal.

Impacto educativo

La forma en que la propiedad terminó en manos de la familia Esquivel Jiménez no es la única parte inusual del legado de Reserva El Quetzal.

Manuela Tattenbach Yglesias y Roderich Thun Stotzingen también fueron los fundadores de la Escuela para Todos, un esfuerzo educativo masivo que nació de las interacciones de Roderich con los costarricenses rurales deseosos de aprender a leer. Es quizás más conocido hoy por los coloridos almanaques educativos que han sido omnipresentes en muchos hogares costarricenses durante años.

La familia Esquivel Jiménez hizo su propia contribución a la educación cuando acordó albergar una escuela bilingüe en la reserva en el 2010. El proyecto ADE, dirigido por maestros de Norte América que estaban ansiosos por ayudar a estudiantes mayores de 15 años a terminar la escuela secundaria, finalmente atrajo tantos estudiantes que tuvo que buscar una instalación más grande, convirtiéndose en el Liceo Rural Vara Blanca, dice Jacqueline.

De la página de FB de la Reserva Privada El Quetzal.

A lo largo de todo su crecimiento, sus altibajos, incluida la pandemia de COVID-19, Jacqueline dice que los antecedentes agrícolas de la familia y el enfoque combinado de agroturismo han sido clave para su éxito. Al mantener flujos de ingresos constantes a través de la producción y venta de productos lácteos y naranjilla, la familia ha podido capear las fluctuaciones del turismo. 

Esto ha dejado a la reserva en una posición relativamente fuerte al salir de la «Temporada Cero» que devastó la industria en 2020. Hoy, la reserva, a solo 1,5 horas de San José, espera agregar un número cada vez mayor de visitantes internacionales a los visitantes costarricenses que frecuentan sus senderos.

“Los productos combinados agro-turismo es un excelente negocio”, dice. “porque la parte agro con el asunto de la pandemia se disparó”.

Esta nota fue creada con la Reserva Privada El Quetzal en Vara Blanca de Heredia. Para participar en su rifa especial del Día de la Madre, visite la familia en Facebook o Instagram. La reserva abre a diario de 8 am a 3 pm. Para mayor información, contacte a la reserva via WhatsApp o su sitio web. Ubicación por Google Map here.

El Río Sarapiquí corre por la Reserva. De la página de FB de la Reserva Privada El Quetzal.

Las historias creadas bajo la firma “Directorio 506” son un esfuerzo conjunto entre el equipo editorial de El Colectivo 506 y los empresarios y organizaciones que participan en nuestro directorio nacional de turismo rural. Para más información sobre el Directorio 506, envíe un mensaje de WhatsApp al 8506-1506únase a nuestro chat en WhatsApp, o escríbanos a [email protected].

 

Directorio 506
Directorio 506
Reportajes creados por el Directorio 506 son un esfuerzo conjunto entre el equipo editorial de El Colectivo y los emprendedores y organizaciones que participan en nuestro directorio nacional de turismo rural. Reportes bearing the byline Directorio 506 are created jointly between the editorial team of El Colectivo 506 and the entrepreneurs and organizations that participate in our national directory of rural tourism.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Edición Actual

Cuando viaja en Costa Rica, elija bien sus productos de cuidado personal

Cuando solté la pregunta a los integrantes de Emprendedores 506 para que nos dijeran qué no pueden olvidar los visitantes de la Costa Rica...
spot_img