14 C
San Jose
martes, mayo 24, 2022

Cómo viajar con su mascota desde y hacia Costa Rica

Extremadamente sociable, Namu es una mezcla de salchicha y Shih Tzu, razas que se refleja en su energética y cariñosa personalidad. Amante de perros y humanos, con una inmensa curiosidad por los gatos, las gallinas y otras criaturas. Namu es decididamente testaruda pero esa gran personalidad se diluye ante la ruidosa presencia de un avión.

Namu empezó a viajar a inicios del 2019 cuando tenía aproximadamente 9 meses de edad. Esta primera aventura consistió en un corto viaje de 3.5 horas a la ciudad de Houston en los Estados Unidos. Unos años después, Namu me acompañó en el largo viaje de Costa Rica a Corea del Sur, con una escala de 12 horas y un vuelo acumulado de más de 15 horas.

Namu en su bulto de viaje en el avión. Cortesía Carolina Quesada / El Colectivo 506

Al inicio de su primer viaje, Namu se mostró feliz y curiosa ante la nueva experiencia, olfateando los alrededores del aeropuerto Juan Santamaría, para luego sentarse confortablemente en su maletín de viaje durante nuestro ingreso a la zona de abordaje. Pero una vez que el avión se colocó en la pista de despegue para ruidosamente iniciar el vuelo, Namu (sumamente sensible a ruidos fuertes) se mostró ansiosa y jadeó suavemente durante el resto del viaje. Una vez que llegamos a nuestro destino, la curiosidad por los nuevos estímulos se apoderó de ella, y unos días después ya tenía identificadas las rutas favoritas y había desarrollado una nueva pasión por las zonas libres para perros que abundan en la ciudad de Houston.

En los meses que precedieron a este primer viaje a Houston, descubrí que viajar con un perro al extranjero es relativamente sencillo, dependiendo del lugar de destino y el tamaño de su mascota. Al ser Namu una perrita de tamaño pequeño (7 kilos), puede ser transportada en cabina, lo cual permite que el proceso sea más o menos sencillo. Adicionalmente, viajar a los Estados Unidos con su mascota solo requiere que las vacunas estén al día, que la vacuna de rabia haya sido recibida con más de 30 días de anticipación y que tenga un certificado de salud elaborado por un profesional en veterinaria, firmado y sellado por SENASA.

Unos años después, cuando tomé la decisión de vivir en Corea del Sur, descubrí que los requisitos de ingreso varían ampliamente dependiendo del destino. Aunque ya tenía la experiencia de realizar los trámites sola para viajar a Estados Unidos, la lista de requisitos coreanos me generó mucha confusión sobre cómo cumplir con ellos, lo que me llevó a recurrir a la empresa Pet Lounge para tramitar los documentos de viaje de Namu. La empresa es patrocinadora de esta nota, pero yo la conocí como una cliente más, cuando necesité esa guía para este complejo proceso.

Dentro de las cosas que descubrí con la ayuda de Pet Lounge es que hay que empezar a pensar en estos trámites de viaje para nuestras mascotas con suficiente antelación.

Antes de viajar

Namu en su bulto de viaje en el aeropuerto de Los Ángeles, Estados Unidos. Cortesía Carolina Quesada / El Colectivo 506

“Dependiendo de la complejidad de los requisitos sanitarios que pide el país de destino así va a depender el tiempo que se necesita para dar inicio a los trámites”, dice José Daniel Seco, quien junto a su hermano César, quien es veterinario, fundó Pet Lounge y es ahora encargado de la coordinación logística. José recomienda a las personas que desean viajar con sus mascotas, o movilizar mascotas fuera del país, averiguar sobre las regulaciones del lugar de destino, ya que en algunos casos—por ejemplo, en países de Europa, Asia y Oceanía—se requiere realizar exámenes de laboratorio que pueden tomar semanas o incluso meses.

En el caso de Namu, fue necesario realizar un examen de antígenos de rabia que dura cuatro semanas en procesarse. Adicionalmente, requirió de una tarjeta de vacunas al día, el certificado veterinario de salud y de un chip que incluya datos de contacto. Es recomendable iniciar un trámite como este con al menos tres meses de anticipación.

De acuerdo con José, también hay que tomar en cuenta las restricciones o regulaciones que tienen las aerolíneas. Por ejemplo, algunas aerolíneas no permiten el transporte de mascotas, algunos destinos no permiten el transporte de animales en cabina (por ejemplo, Sudáfrica y Australia). En otros no transportan mascotas de menos de 4 meses.

Ya sea que la mascota viaje en cabina o como carga, es necesario hacer una reservación para la mascota antes del viaje, y esto también varía entre aerolíneas. Esta reservación tiene un costo que también varía dependiendo del destino y la aerolínea.

Namu viajó a Corea del Sur en la cabina, de la misma forma que viajó a los Estados Unidos. La reservación la hice a través de la línea de servicio al cliente de la aerolínea. Es importante tomar en cuenta que las aerolíneas tienen un máximo de mascotas que pueden viajar en cabina y por eso es importante hacer la reservación con suficiente anticipación. Yo recomiendo consultar con la aerolínea previo a la compra del tiquete las regulaciones para el transporte de mascotas y el cupo permitido. Esto puede afectar con cuál aerolínea decide viajar.

Para enviar una mascota como carga, se debe hacer una reservación con la oficina de carga de la aerolínea. En Costa Rica todas las aerolíneas piden que la reservación la haga una compañía como Pet Lounge, esto debido a que un animal que viaja como carga se rige por las reglas de comercio internacional. Por eso se pide la guía aérea (documento necesario para el embarque) y al llegar al país de destino deben pasar por el proceso de liberación de aduanas. En algunos países, se requiere que los animales que viajan como carga paguen impuestos. Aunque en el pasado las mascotas podían viajar como equipaje chequeado, en la actualidad son pocas las aerolíneas que permiten este tipo de transporte. Actualmente, las mascotas que viajan como carga son transportadas en un ambiente mas controlado con personal capacitado para esta labor, que se encarga del bienestar de su mascota durante el viaje.

Buscando la tranquilidad de su mascota

Previo al viaje y si su mascota viaja en cabina con usted, es importante averiguar sobre la disponibilidad de áreas para perros en los diferentes aeropuertos donde se hará escala, de manera que su mascota tenga la opción de caminar y evacuar durante el viaje. Algunos aeropuertos permiten que las mascotas caminen con correa. Si esto es posible, es importante tomar ventaja de esta opción para que su mascota pueda liberar estrés. En el caso de mascotas que viajan como carga, la aerolínea se encarga de llevar a la mascota al área para animales.

Namu en su bulto de viaje en la estación de tren de Daegu, Corea del Sur. Cortesía Carolina Quesada / El Colectivo 506

Independientemente de si su mascota viaja en cabina o como carga, es importante acostumbrar a la mascota al maletín o jaula en la que va a viajar unas semanas antes del viaje. En caso de los maletines para transporte en cabina, es importante averiguar las dimensiones del espacio debajo del asiento del frente, ya que estas dimensiones pueden variar un poco dependiendo del avión en el que se viaje. El maletín debe tener ventilación en al menos tres de sus lados. En el caso de las mascotas que viajan como carga, la jaula debe ser de plástico con tornillos, y debe permitirle al animal ponerse de pie sin tocar el techo de la jaula, dar vuelta y acostarse en ella.

En el caso de algunas razas, como los bóxer o bulldog inglés (razas braquicefálicas), la jaula debe ser aún más grande, de manera que la mascota tenga buena ventilación y no se caliente mucho.

Para acostumbrar a su mascota a la jaula, se debe motivar a la mascota a dormir en ella, de manera que esta la reconozca como un lugar seguro. Namu tiene un gran apego a su maletín de viaje, ya que no solo es su casa durante los viajes al extranjero, sino que sirve como cama cuando realizamos algún paseo e incluso es una de las áreas en las que duerme dentro de la casa.

Si al igual que Namu su mascota es ansiosa y sensible a los ruidos, medicamentos naturales (como pastillas de tilo) unas semanas antes del viaje, pueden ayudar a controlar la ansiedad. Realizar una caminata corta antes de abordar el avión también es una buena práctica, de manera que la mascota pueda evacuar y liberar estrés.

En el avión, es importante que la mascota esté cómoda y que la temperatura sea balanceada. Durante el vuelo se puede ofrecer agua o hielo a la mascota. Durante el vuelo de Los Ángeles a Incheon, llevé a Namu al baño en varias ocasiones para que pudiera estirarse y para ofrecerle agua. Llevar consigo o colocar en la jaula o maletín almohadillas recolectoras de orina y heces desechables para perros es una buena idea.

Regresar o viajar a Costa Rica con su mascota

Namu disfruta de la primavera y los cerezos floreados en Corea del Sur. Cortesía Carolina Quesada / El Colectivo 506

Cuando haga su viaje de regreso, o si decide mudarse a Costa Rica con su mascota, también es necesario cumplir con algunos requisitos. De acuerdo con José, el ingreso de mascotas a Costa Rica, ya sea por tierra o por aire, requiere un esquema de vacunas completo. Los animales deben estar desparasitados y se debe incluir un certificado veterinario oficial firmado por la oficina de cuarentena del país de procedencia. Otras mascotas, como aves y conejos, requieren de trámites más complejos. Pet Lounge ofrece el servicio de gestión del ingreso de mascotas a Costa Rica. Si realiza los trámites por cuenta propia, es importante recordar que siempre requiere el apoyo de su veterinario.

De acuerdo con José, el transporte aéreo de mascotas es seguro. Todos los días se transportan gran cantidad de mascotas de esta manera y aunque existen riesgos, estos son mínimos. En sus 10 años de existencia Pet Lounge ha movilizado aproximadamente 5000 perros y gatos, a una gran cantidad de destinos en el mundo entre ellos Sudáfrica, Malasia, Reino Unido y Estados Unidos. También han trabajado transportando aves, peces, ratones, conejos, entre otros animales que están sujetos a restricciones sanitarias más complejas. Además, han transportado mascotas de varios destinos hacia Costa Rica y han movilizado animales por tierra hacia Nicaragua o Panamá. La diversidad de mascotas transportadas por Pet Lounge también tiene que ver con la edad, el perro más longevo hasta ahora tenía 16 años, voló a Manchester, Reino Unido y llegó en perfecto estado.

Namu también, aunque con un poco de ansiedad, ha culminado todos sus viajes con buen ánimo y lista para volver a explorar y disfrutar todo lo que el nuevo destino tiene por ofrecer.

Namu (izquierda) disfruta de una caminata con su amigo Ari en Corea del Sur. Cortesía Carolina Quesada / El Colectivo 506

Pet Lounge nace para ayudar a las personas que se mudan de país y necesitan transportar a sus mascotas internacionalmente. Ya son 10 años de existencia llevando a cabo esa misión, y más de 5.000 mascotas transportadas de forma segura y eficiente.

Nuestra empresa está comprometida con la felicidad de su mascota y su familia. Por eso contamos con un equipo experimentado en trámites logísticos y veterinarios para garantizar un viaje seguro para los animales y así, reunirlos con sus familias.

Para más información, visite nuestro sitio web aquí.

Carolina Quesada Cordero
Carolina Quesada Cordero es Doctora en Antropología Social, de The University of Sydney, especializada en salud, particularmente salud sexual y reproductiva. Ejerce como docente de antropología en la Universidad de Costa Rica. Ella ha trabajado con la comunidad indígena Ngöbe en Costa Rica por seis años. Carolina Quesada Cordero holds a Doctorate in Social Anthropology from the University of Sydney, and specializes in health, particularly sexual and reproductive health. She is a professor of anthropology at the University of Costa Rica and has worked with the Ngöbe indigenous community in Costa Rica for six years.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Edición Actual

spot_img